Publicado: 27.10.2016 10:09 |Actualizado: 27.10.2016 21:37

Isolux acuerda con los sindicatos un ERE que afectará a 435 trabajadores

La empresas logra la homologación judicial a su plan de rescate de 2.100 millones, por el que los bancos tomarán el 95% de su capital

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Detalle de la sede de Isolux Corsán. E.P.

Detalle de la sede de Isolux Corsán. E.P.

MADRID.- Isolux ha alcanzado un acuerdo con los sindicatos sobre el expediente de regulación de empleo (ERE) planteado en la compañía, que finalmente afectará a 435 trabajadores, un centenar (un 20%) menos respecto a los inicialmente estimados, según informaron a Europa Press en fuentes sindicales.

El ajuste implicará así finalmente al 29% de la plantilla total del grupo de construcción e ingeniería, que percibirá una indemnización equivalente a treinta días de salario por cada año trabajado con un máximo de 17 mensualidades.



El pacto, que debe aún ser ratificado en la correspondiente asamblea de trabajadores, incluye además una serie de pagas lineales cuya cuantía varía en función de la edad de los afectados. Así, los empleados incluidos en el ERE de menos de 50 años de edad recibirán 500 euros por año trabajado, mientras que aquellos que tengan entre 50 y 55 años percibirán 800 euros por año.

El ajuste implica al 29% de la plantilla, que percibirá una indemnización de 30 días por año

Además, para los trabajadores de más edad, aquellos de 56 años o más, el acuerdo estable una serie de medidas para que reciban el 80% de su salario neto hasta que accedan a la jubilación.

La consecución del preacuerdo sobre el ajuste de personal coincide con la resolución del Juzgado de lo Mercantil número 2 de Madrid que homologa el plan de rescate que Isolux pactó el pasado mes de julio con el 92% de sus acreedores para reestructurar su deuda de 2.100 millones de euros. De hecho, ERE se enmarca en este plan de refinanciación, que también incluye una simplificación de su entramado de sociedades filiales y de su organigrama de dirección.

Con la homologación judicial, la compañía evita definitivamente el concurso de acreedores y logra vía libre para abordar el proceso de capitalización de deuda que incluye el acuerdo de reestructuración. En virtud de este proceso, los bancos y bonistas de la empresa canjearán 1.400 millones de euros de deuda por acciones de la compañía.

La banca toma el control

De esta forma, estos acreedores se convertirán en accionistas de control de Isolux, con el 95% de su capital. De su lado, los hasta ahora principales socios del grupo, el expresidente Luis Delso y el exvicepresidente José Gomis, verán diluido hasta un 5% el porcentaje del 55% que tenían en la empresa.

El resto de la deuda de Isolux ha quedado estructurada en dos tramos. El 'tramo A', de 200 millones, corresponde al importe que los bancos han inyectado este año a la empresa para solventar sus tensiones de liquidez y garantizar su viabilidad inmediata, y el 'tramo B' integra el resto de deuda, unos 750 millones, que se prevé liquidar con ventas de activos.

"La homologación judicial constituye un importante paso en la ejecución efectiva del plan de reestructuración, que tiene como objetivo a corto plazo recuperar la normalidad de las operaciones y, a medio plazo, retomar la senda de la normalidad", destacó la compañía en un comunicado.

Isolux logra la ratificación del juez a su plan de rescate en el plazo previsto y mientras acaba de arrancar el programa de desinversión de activos que incluye el plan de rescate y que la empresa acaba de iniciar con la venta de un parque eólico en Argentina.

Venta de activos y ajustes

Entre el resto de activos sobre los que el nuevo equipo gestor de la compañía, nombrado por los bancos y dirigido por Nemesio Fernández-Cuesta, ha colgado el cartel de 'se vende', se incluye la filial de energía fotovoltaica 'T-Solar', un conjunto de líneas de transmisión eléctrica de Brasil, la filial de ingeniería y varios proyectos de edificación.

Asimismo, la nueva Isolux está inmersa en un proceso de ajuste de personal, que afectará a unos 431 trabajadores, algo menos de un tercio del total, y de reorganización de su estructura corporativa, para simplificar su gestión y ahorrar costes.

Además, el nuevo equipo gestor de la constructora trabaja en un plan estratégico que centrará la actividad de la empresa en sus negocios tradicionales de construcción e ingeniería, principalmente en mercados internacionales.

Etiquetas