Diario Público
Diario Público

Monte dei Paschi inicia su ampliación de capital para evitar el rescate en medio de fuertes caídas en bolsa

El tercer banco italiano intenta captar 5.000 millones para reforzar el balance del banco, que acumula una cartera de créditos morosos que alcanza los 27.700 millones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El logo del banco Monte Dei Paschi di Siena, en una oficina en Roma. AFP/Tiziana Fabi

El logo del banco Monte Dei Paschi di Siena, en una oficina en Roma. AFP/Tiziana Fabi

MILÁN.-  El tercer mayor banco italiano Monte dei Paschi di Siena ha iniciado este lunes una ampliación de capital  en un último intento de captar 5.000 millones de euros y evitar un rescate estatal. El 65% de la oferta está reservada para inversores institucionales, que tienen hasta el jueves a las 14:00 horas para realizar sus peticiones; la oferta reservada para los actuales accionistas e inversores minoristas estará en marcha hasta el miércoles, también hasta las 14:00 horas.

Los inversores duda, sin embargo, que el banco, el más antiguo del mundo, tenga éxito en su operación, como lo muestra las fuertes caídas que sigue sufriendo en bolsa. Este lunes, en la bolsa de Milán, los títulos de Monte dei Paschi se deploman en torno al 9%.

Italia está dispuesta a intervenir para rescatar al tercer mayor banco del país si el plan de captación de fondos fracasa. Según las nuevas normas que Europa introdujo a raíz de la crisis financiera para proteger a los contribuyentes, los inversores de un banco con problemas deben sufrir pérdidas antes de que se pueda recurrir a dinero público.

Una fuente familiarizada con el tema dijo el viernes que un rescate estatal de Monte dei Paschi supondría una conversión forzada de bonos subordinados por 4.100 millones de euros en acciones.

En su intento por recaudar fondos, Monte dei Paschi también ha extendido una oferta voluntaria de canje de deuda por acciones a inversores minoristas que poseen 2.100 millones de euros de su deuda junior. Esta última operación, vigente desde el viernes y hasta el próximo miércoles, está dirigida sobre todo a los 40.000 pequeños ahorradores, y ha sido denunciada por asociaciones de consumidores que la tilda de "acto peligroso" y "verdadero chantaje" que "corre el riesgo de fulminar el ahorro de 40.000 familias".

Catas y George Soros

En cuanto a la búsqueda de capitales fuera de las fronteras italianas, Monte dei Paschi negocia con inversores internacionales como el fondo soberano de Catar, que estaría dispuesto a invertir en torno a mil millones de euros. Los inversores del Golfo al parecer aún meditan si entrar en la entidad, después de dar marcha atrás ante el clima de inestabilidad política originado tras la derrota del por entonces primer ministro Matteo Renzi en el referéndum, que llevó a su dimisión el 7 de diciembre.

El diario económico Il Sole 24 Ore apuntó hoy a que tanto Catar como otros inversores como los multimillonarios George Soros y John Paulson estarían esperando conocer el resultado del canje de deuda para tomar una decisión sobre la inversión en el tercer banco italiano.

El logo del banco Monte dei Paschi, en su sede en Siena. REUTERS

El logo del banco Monte dei Paschi, en su sede en Siena. REUTERS

La entidad toscana acumula una abultada cartera de créditos morosos que alcanza los 27.700 millones y fue la única que el pasado julio quedó por debajo de los valores mínimos exigidos a los 51 bancos europeos evaluados por la Autoridad Bancaria Europea.

La situación del MPS preocupa a Italia y también a la Unión Europea ya que plantea dudas sobre el estado de solvencia del sistema bancario del país, tercera economía del euro y que acumula una elevada morosidad.

En un informe del pasado mes de julio, el Ministerio de Economía situó el nivel bruto de créditos morosos, conocidos con el anglicismo non-performing loans (NPL), en 360.000 millones . de los cuales 200.000 millones son altamente insolventes. El Banco Central Europeo (BCE) define estos activos como préstamos en situación de incumplimiento durante más de 90 días, lo que resta ingresos a las entidades al no recibir beneficios de los intereses, impidiendo a su vez la concesión de nuevos créditos.

Algunas de las bancas más importantes ya han anunciado planes para reducir su cartera de créditos deteriorados así como programas de reducción del gasto. Entre ellos, el mayor banco italiano, Unicredit, que ha anunciado una ampliación de 13.000 millones de euros, que de aprobarse, a mediados de enero, será la mayor de la historia económica de Italia. También ejecutará una drástica reducción de empleos (14.000 hasta 2019) y la cesión de 17.700 millones de euros en préstamos morosos brutos.