Público
Público

Prestación desempleo La prestación única a parados de Rajoy recortaría el subsidio hasta en 42 meses

Según CCOO, con el nuevo sistema que está elaborando el Gobierno la pérdida de cobertura asciende hasta a 42 meses para quienes no han cotizado lo suficiente para optar a una prestación contributiva, tienen más de 45 años y responsabilidades familiares

Publicidad
Media: 2.60
Votos: 5

Una Oficina de Empleo en la Comunidad de Madrid. / Europa Press

CCOO ha asegurado hoy que la propuesta de reordenación del sistema de protección por desempleo, que está elaborando el Gobierno, mediante la creación de una renta complementaria de desempleo (RED) implica una pérdida de la cobertura que puede alcanzar hasta los 42 meses.

El secretario de Políticas Públicas y Protección Social de CCOO, Carlos Bravo, ha instado al Gobierno a que aborde la sustitución de los actuales sistemas de protección por esta nueva renta complementaria de desempleo sin que ello suponga una pérdida de la cobertura actual.

A menos de dos semanas para que concluya el plazo para alcanzar un acuerdo, la última propuesta planteada por el Ministerio de Empleo la pasada semana conlleva un descenso general de entre uno y tres meses para los subsidios a los que se accede tras haber agotado la prestación contributiva si se tienen responsabilidades familiares. Esta pérdida es superior (entre nueve y 28 meses menos) si no se tiene familia a cargo.

No obstante, añade Bravo, la pérdida asciende hasta a 42 meses para quienes no han cotizado lo suficiente para optar a una prestación contributiva y tienen más de 45 años y responsabilidades familiares. En estos casos, actualmente pueden percibir una ayuda durante un total de 66 meses -sumando el subsidio, el Prepara, el plan de activación por el empleo (PAE) y la renta activa de inserción (RAI)-, mientras que con la propuesta del Gobierno sólo podrán acceder a un subsidio durante 24 meses.

En general, ha indicado Bravo, el principal quebranto lo sufrirán aquellos que cumplen los requisitos para cobrar la RAI, que era el programa que más tiempo de duración otorgaba (11 meses, con la posibilidad de solicitarla hasta tres veces con un año de espera).

El Gobierno está negociando con los agentes sociales y con las comunidades autónomas la creación de la RED, una nueva figura que sustituya a las prestaciones que actualmente concedía mediante el prepara y el plan de activación para el empleo (PAE). El plazo para ello termina el 30 de abril, después de que Gobierno y autonomías se dieran una prórroga de seis meses para acatar sendas sentencias del Tribunal Constitucional que señalaban que la gestión de las ayudas de los citados programas eran autonómicas y no estatales.

En las últimas semanas se han sucedido las reuniones y los sindicatos, según Bravo, han conseguido que el Ministerio incluya en su propuesta, mediante una disposición adicional, que colectivos como emigrantes retornados, excarcelados, discapacitados o víctimas de violencia de género puedan acceder a la RED. Sin embargo, Bravo ha criticado que el Gobierno haya dejado pasar nueve meses para presentar su propuesta casi in extremis y ha pedido que, al margen del resultado final, se comprometa a abordar una revisión del sistema de protección por desempleo "de manera integral, porque tiene vacíos de cobertura".

En este sentido, ha cifrado el superávit en el sistema de desempleo en 2.353 millones de euros, mientras que hay más de 1,22 millones de parados que han trabajado previamente que están desprotegidos. Así, según los datos de CCOO, el sistema ingresó 19.750 millones de euros en 2018 por cotizaciones por desempleo mientras que sólo gastó 17.397 millones entre la prestación contributiva y las asistenciales.

El gasto medio por beneficiario de prestaciones por desempleo se situó en 810,7 euros al mes, frente a los 1.033,4 euros de 2008. Además, ha añadido Bravo, las personas protegibles, es decir, aquellas que vienen de un empleo anterior pero no tienen cobertura asciende a 1,2 millones de personas.