Publicado: 14.10.2016 20:18 |Actualizado: 14.10.2016 20:18

Samsung eleva a 4.900 millones el impacto en sus cuentas del fiasco del Galaxy Note 7

La compañía coreana  realizará "cambios significativos" en sus procesos para mejorar la seguridad de sus productos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Un empleado examina un Samsung Galaxy Note 7 en la sede de la compañía en Seúl (Corea del Sur). REUTERS/Kim Hong-Ji

Un empleado examina un Samsung Galaxy Note 7 en la sede de la compañía en Seúl (Corea del Sur). REUTERS/Kim Hong-Ji

SEÚL.-  Samsung Electronics dijo el viernes que espera un impacto en su ganancia operativa de unos 3.000 millones de dólares en los próximos dos trimestres tras dejar de producir su teléfono inteligente defectuoso Galaxy Note 7. Con ello, se elevan a unos 5.300 millones de dólares (4.900 millones de euros) las pérdidas totales que la firma prevé como consecuencia de los problemas de sobrecalentamiento del aparato, luego de que anunciara el miércoles que sufrirá un impacto de 2.300 millones de dólares en sus resultados del tercer trimestre.

El dispositivo premium con en que la firma surcoreana planeaba competir contra los últimos iPhones de Apple Inc debió ser descontinuado a principios de esta semana, menos de dos meses después de su lanzamiento, debido a los temores de seguridad.



El gigante de la tecnología dijo en un comunicado el viernes que espera que el impacto del retiro sobre sus ganancias se ubique en el rango medio de tres billones de wones en los próximos dos trimestres.

Para compensar la pérdida de ingresos, Samsung dijo que ampliará las ventas de dispositivos móviles como el Galaxy S7 y el S7, y realizará "cambios significativos" en sus procesos para asegurar la calidad a fin de mejorar la seguridad de sus productos.

Inversores y analistas dijeron que aunque la compañía se movió rápido para tranquilizar al mercado acerca de los posibles costos financieros, unas pérdidas más profundas no pueden ser descartadas.

"El impacto sobre las ventas de otros modelos aún no está claro", dijo Kim Sung-soo, un administrador de fondos de LS Asset Management, que posee acciones de Samsung Electronics. "El fin del modelo de gama alta dañará a la marca de Samsung, y afectará la demanda de sus otros modelos", agregó.