Publicado: 06.11.2015 08:15 |Actualizado: 06.11.2015 21:19

Los ingresos de Telefónica en España crecen por primera vez en siete años e impulsan las cuentas trimestrales

La multinacional de telecomunicaciones gana un 69,6% más en los nueve primeros meses de 2015,hasta los 4.577 millones de euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El logo de Telefonica, en su sede en Las Tablas, en la zona norte de Madrid. REUTERS/Juan Medina

El logo de Telefonica, en su sede en Las Tablas, en la zona norte de Madrid. REUTERS/Juan Medina

MADRID.— Tras siete años de via crucis, Telefónica consiguió por fin aflorar en sus resultados a septiembre una tímida mejora en los ingresos de España, en unas cuentas sin sorpresas que el mercado penalizaba a la espera de mayor visibilidad sobre la estrategia en su principal mercado.

El grupo ha apostado fuerte por los contenidos y la televisión, con importantes promociones para captar clientes, que han dado frutos en número de líneas, accesos e ingresos en España, aunque han penalizado el amplio margen (aun del 44,5%) que disfruta la operadora en su mercado doméstico. Las ofertas acaban a final de año, y aunque algunos analistas creen que podrían ampliar el plazo para no perder pujanza comercial, los directivos de Telefónica apostaron durante una conferencia telefónica por retirarlas de forma progresiva a lo largo del primer trimestre.



A nivel de grupo, Telefónica logró un incremento del 2,9% en su resultado bruto de explotación (OIBDA, equivalente al EBITDA), a 3.693 millones de euros en julio-septiembre con un aumento de casi el 11% en los ingresos. "La mejora en la línea de ingresos refleja el mejor comportamiento del negocio en España, que vuelve al crecimiento interanual de ingresos tras 7 años de intensa transformación del negocio, mientras en OIBDA destaca la fuerte aceleración del crecimiento en Alemania, en parte consecuencia de la aceleración en la captura de sinergias derivadas del proceso de integración", dijo el presidente de Telefónica, César Alierta.

Telefónica reiteró su apuesta de sacrificar 1,2  puntos de margen para mejorar un 9,5% sus ingresos en el ejercicio 2015, así como su política de dividendos para los dos próximos ejercicios. El beneficio neto del grupo en el tercer trimestre fue de 884 millones de euros, un 1,9% menos que un año antes.

La deuda del grupo se situó a finales de septiembre en 49.691 millones de euros, una cifra que reducirá sensiblemente cuando cierre la acordada venta de su filial británica O2 a Hutchison por 15.800 millones de dólares.

Venta de la operadora británica O2

Pero, ¿qué pasaría si la venta de la filial británica no sale adelante?. En los últimas semanas han surgido dudas sobre el visto bueno regulatorio de la UE a la venta de O2 a la vista de nuevas investigaciones sobre la operación que podrían llevar a condiciones de mayor calado de lo previsto inicialmente.

Telefónica dice que el proceso sigue el curso previsto y apuesta por una ejecución en tiempo y plazo. "Quiero insistir que seguimos confiando en que el acuerdo será aprobado con condiciones y se cerrará en la primera mitad de 2016", indicó el director financiero, Ángel Vila. "En la situación de que éste no sea el caso, habría varias alternativas sobre nuestro activo en Reino Unido, que serían razonablemente fáciles de realizar, bien M&A, mercados de capitales, inversores financieros estratégicos, hacer un acuerdo completo o parcial", declaró.

Pero además, Telefónica cuenta con una amplia cartera de activos para poner en venta de ser necesario para cumplir su meta de reducir su apalancamiento a 2,35 veces Ebitda. "Por el momento estamos revisando estratégicamente y en profundidad nuestra cartera de infraestructuras, buscando oportunidades para recapitalizar, realizar valor manteniendo el control operativo y esto incluiría cosas como las torres, cables submarinos", añadió Vila.