Público
Público

El 15-S más allá de CCOO y UGT

Sindicatos y organizaciones de izquierda alternativa, el 15-M, ecologistas, feministas y jóvenes saldrán a la calle el sábado contra la deuda y por una nueva huelga general

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las centrales sindicales mayoritarias, junto a más de 900 organizaciones de la sociedad civil coordinadas en la Cumbre Social, esperan que la manifestación de este sábado 15 de septiembre sea multitudinaria y poder así mostrar el rechazo a los recortes y las medidas de austeridad del Gobierno de Mariano Rajoy. 

Sin embargo, las reivindicaciones de CCOO y UGT no son suficientes para una parte de las formaciones participantes en la protesta, que ante la situación actual ven hoy más necesaria que nunca la convocatoria de una nueva huelga general y apostar por un 'nuevo sistema alternativo al capitalismo'. Por eso, un grupo de organizaciones, algunas participantes de la coordinadora de la Cumbre Social y otras no, han decidido participar en la marcha agrupados en un 'Bloque Crítico Anti-deuda' que ponga el acento más reivindicativo de la jornada al tiempo que visibilice a diferentes colectivos de afectados por la crisis económica y que no encuentran representación a través de los sindicatos tradicionales.

Entre los convocantes de este bloque están la CGT, Ecologistas en Acción, la Coordinadora Estatal Feminista, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), Juventud Sin Futuro, la Oficina Precaria, Attac e Izquierda Anticapitalista. Ellos se niegan 'a pagar una crisis social, laboral, medioambiental, económica, una crisis del sistema que conlleva un recorte brutal de las prestaciones y los derechos básicos para pagar una deuda ilegítima que no reconocemos, una deuda que el pueblo no ha generado', según proclaman en su comunicado. Frente al rescate que parece sobrevolar el cielo de la política española, estos colectivos creen que 'es la hora del rescate ciudadano'.

A diferencia de CCOO y UGT, el 'bloque anti-deuda' no quiere volver a 2006 y exige 'un rescate ciudadano'

Sobre la necesidad de 'marchar separados pero golpear juntos' en la manifestación del 15-S, Ignacio Martín, abogado y miembro Oficina Precaria y Juventud sin Futuro, cree que 'es fundamental que, frente al ataque del neoliberalismo, actuemos todos de forma conjunta'. Sin embargo, a los firmantes de la Cumbre Social quieren decirles que 'nosotros no queremos volver a 2006, queremos un verdadero cambio social, un rescate construido desde abajo contra los privilegios de unos pocos'.

También Miguel Urbán, dirigente de Izquierda Anticapitalista, piensa que la Cumbre Social 'se equivoca al querer llevarnos al sistema anterior'. Y sus razones van a la propia base del planteamiento de la marcha. Desde el 'Bloque Crítico' plantean la deuda como eje central de la reivindicación, pues 'es el nudo gordiano de la crisis y de ésta no se sale si no se rompe'. Y por eso ellos salen 'con un discurso diferente pero para converger en la calle con los sindicatos'. De esta forma, desde su formación creen que 'no hay nada que pactar con el Gobierno' y apuestan por una 'huelga social' que aúne a todos los colectivos afectados por la crisis. Sin embargo, con esto no basta y también ponen sus miras en 'estrategias a más largo plazo'.

En movimiento 15-M, que desde su eclosión se ha caracterizado por su heterogeneidad, ha afrontado esta convocatoria como no podía ser de otra forma, con una postura crítica y con diferentes posiciones enfrentadas en su seno. La 'Asamblea General de Sol', el órgano más unitario del movimiento, decidió que asistiría en su propio 'Bloque Crítico', citado a la misma hora y lugar que el de las organizaciones 'anti-deuda', si bien en sus comunicados no hacen referencia a dicha convocatoria. Mientras, algunas asambleas de los barrios han tirado por otro lado y acudirán a la manifestación alternativa (ver despiece).

El 15-M rechaza 'el pactismo social de los sindicatos mayoritarios'

En un comunicado colgado en su web aseguran que irán en el 'Bloque Crítico para expresar su disconformidad al pactismo social de los sindicatos mayoritarios, el rechazo del 15M a cualquier tipo de negociación de cualquier sindicato con Angela Merkel, tal como ha habido recientemente o con cualquier otro dignatario de la Troika Internacional y demás políticos dictatoriales y absolutistas que nos quiera imponer el pago de una deuda privada, haciéndola pública, por encima de los servicios sociales y los derechos laborales'. 

Mientras, el grupo de 'Economía Sol', también muy influyente en el movimiento de la capital, también ha querido mostrar su posicionamiento afirmando que nunca podrían 'defender', como hace la convocatoria de los sindicatos mayoritarios, el 'modelo de convivencia de los últimos 35 años', ya que estas décadas se han caracterizado por la 'implantación progresiva del modelo neoliberal', privatizaciones, desregulaciones de la banca y un empeoramiento de las condiciones laborales de los trabajadores.

Ir en 'Bloque Crítico' no es suficiente para algunas organizaciones de izquierda libertaria y asambleas de barrio del 15-M, que han optado por convocar su propia marcha en Madrid, que saldrá a las 12:00 de la Plaza de la Beata, subirá por Delicias y llegará hasta Neptuno. Se oponen a las estrategias de CCOO y UGT, a quienes acusan de haber firmado el 'pensionazo' y el Estatuto Básico del Empleado Público, 'usado para despedir a los interinos y precarizar aún más la Sanidad, Educación y los servicios públicos'.

A esta manifestación han llamado los sindicatos Solidaridad Obrera, Sindicato Asambleario de Santidad (SAS), CNT Comarcal Sur, las Asambleas Populares del 15-M de Lavapies, Rivas, Paseo Extremadura, la Asamblea de Vallecas por la Huelga General y la plataforma de trabajadores de la enseñanza Soy Pública.

Y otra de las razones que han argumentado para no acudir a la protesta con la Cumbre Social es que no desean marchar en compañía de los sindicatos de Policía, Guardia Civil y militares. 'Los convocantes nunca iremos en la misma manifestación que quienes atacan, detienen, reprimen y torturan a nuestras compañeras y compañeros'. Y recuerdan que ellos están con el sindicalismo 'como el que realizan las y los compañeros del SAT'.