Publicado:  30.09.2012 16:27 | Actualizado:  30.09.2012 16:27

37 años después de los últimos asesinados por la dictadura

Asociaciones de memoria histórica y diversas organizaciones de izquierdas han homenajeado este domingo a los últimos cinco presos asesinados durante la dictadura de Franc

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El 27 de septiembre de 1975 el régimen de Franco ejecutó a Juan Paredes Manot (Txiqui), de 21 años, Ángel Otaegui, de 33, José Luis Sánchez Bravo, de 22 años, Ramón García Sanz, de 27, y José Humberto Baena Alonso, de 24. Todos ellos pertenecían a bandas armadas. Los dos primeros a ETA y los tres siguientes al FRAP. Serían los últimos cinco presos asesinados por la dictadura. Sus ejecuciones desnudaban la verdadera cara del régimen y dejaban en evidencia a las potencias occidentales que permitieron el asentamiento y desarrollo de la dictadura.

Durante la mañana de este domingo, diversas asociaciones de memoria histórica y agrupaciones de izquierdas han rendido homenaje a las cinco víctimas en el cementerio civil de Madrid, frente a la tumba de Ramón García, y han recordado al centenar de asistentes que la mejor manera de rendir homenaje a los caídos durante la dictadura es “luchando por los derechos sociales y laborales de los trabajadores”.

“Cuando llegan las crisis capitalistas es cuando se desenmascara su verdadera naturaleza. Las movilizaciones de los últimos días frente al Congreso están poniendo de manifiesto la ilegitimidad en origen del Congreso y de las instituciones de esta falsa democracia. Allí siguen estando los herederos del pasado. Hay que seguir luchando por la justicia social y los derechos de los trabajadores”, ha denunciado Ángeles Maestro de la organización Red Roja.

Los asistentes han denunciado que los recortes están asficiando a la clase obrera

Los organizadores del acto, el Partido Comunista de España (marxista-leninista), han señalado que la conmemoración de este 27 de septiembre “tiene una significación especial” ya que el actual sistema “ha emprendido una guerra contra su propio pueblo”. “La destrucción de la sanidad y la educación públicas, los recortes económicos en todos los ámbitos sociales y culturales, condenan a los trabajadores a la miseria y la desesperación”, ha lamentado Carlos Hermida, del Partido Comunista de España (marxista-leninista).

Los presentes también han reclamado que el Estado español cumpla con la normativa internacional y anule la Ley de amnistía que no permite juzgar a los “criminales de la dictadura”, así como sean anuladas todas las condenas realizadas por los tribunales del franquismo. Las llamadas a la verdad, justicia y reparación han sido unánimes entre las diversas organizaciones.

“Nunca renunciaremos al principio más importante. El de la Justicia. Hay criminales, los que asesinaron a los que compañeros que hoy homenajeamos, que aún siguen vivos y seguiremos luchando para que sean juzgados y acaben en la cárcel o, al menos, con sentencias condenatorias por sus crímenes”, ha exhortado Miguel Ángel Muga, del Foro por presidente del Foro por la Memoria de la comunidad de Madrid .

En este sentido, Pedro García Bilbao, de la Federación republicanos y ciudadanos por la República se ha preguntado por qué tras más de 35 años de “modélica democracia” aún el Congreso no ha condenado el régimen de Franco “como una dictadura criminal”. “Todos los demócratas y los republicanos debemos unirnos y coordinarnos. Está en peligro todo lo público. La ofensiva del capital está siendo en todos los ámbitos y nos afecta a todos”, ha recalcado.

La decisión del Gobierno de no dedicar ni un euro en 2013 para la exhumación de las miles de fosas comunes que quedan en el país ha sido recibida con “normalidad” por el Foro por la Memoria de Madrid. En este sentido, Miguel Ángel Muga ha reclamado que la mejor manera de sacar a los asesinados durante la Guerra Civil y la dictadura de las fosas comunes no es mediante la subvención a las familias o a las asociaciones de memoria. “La exhumación debe hacerse tal y como manda el protocolo de las Naciones Unidas. Es decir, debe ser el Estado quien estudié los crímenes como se está haciendo ahora en Bosnia y saque a los muertos de las fosas”, ha recalcado.

No obstante, Muga defiende que si el Gobierno ha decidido cancelar los fondos para la Memoria es porque pertenecen a un partido “antidemocrático” que se considera “heredero del franquismo”. “Dice mucho del Gobierno el abandono de las víctimas republicanas. En este país hay dos tipos de víctimas. Hay unas que reciben homenajes, indemnizaciones y reconocimientos públicos. Otras, ven como sus victimarios reciben homenajes en el Congreso como en el caso de Fraga, o están aún en activo en instituciones del Estado”, ha concluido Muga.

PUBLICIDAD

Comentarios