Público
Público

El 56% considera que Camps no debe repetir de candidato

La mayoría de los ciudadanos sostiene que el president tendría que haber dimitido ya

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Mariano Rajoy saldó ya su cuenta con el imputado Francisco Camps. El pasado jueves le confirmó como candidato a la Generalitat Valenciana. Pero la decisión del presidente del PP choca con la opinión de los ciudadanos. Hasta un 55,8% cree que el líder de la formación regional no debería presentarse como cabeza de lista de los conservadores en las elecciones del 22 de mayo. Tan sólo un 22% considera que el jefe del Consell debe repetir.

Es la principal conclusión del último Publiscopio sobre actitudes ante la corrupción en el País Valencià, realizado entre el 21 y el 25 de febrero sobre una base de 1.982 entrevistas en el conjunto del país y de 400 en la región levantina.

Para casi el 60% de los fieles del PP, el president ha de irse si es juzgado

Tal juicio sobre el jefe del Ejecutivo autonómico está bastante consolidado incluso en su propia comunidad. Un 48% de los valencianos estima que el president no debe concurrir el 22-M, frente a otro 39% que no ve problemas en que repita por tercera vez como candidato. En el resto de España excluida Valencia, el porcentaje de ciudadanos que rechaza a Camps como número uno crece al 57%.

El Publiscopio revela la imagen negativa que los encuestados tienen sobre Camps. Un 54,6% de los españoles piensa que el jefe del Consell debiera haber dimitido ya, cuando fue imputado por cohecho impropio en el caso de los trajes, por el que la Fiscalía le pide una multa de 41.250 euros. Apenas un 24,1% señala, en cambio, que ha hecho bien al seguir al frente de la Generalitat.

Las acusaciones por el caso de los trajes' están fundadas, según el 49%

Si se pregunta a los valencianos, la opinión pública se halla más dividida. No obstante, son más un 44% los que estiman que Camps debió abandonar ya el Govern que los que defienden su continuidad en el cargo (42%).

La balanza se inclina contra el president en todos los casos cuando se inquiere qué debería hacer si el Tribunal Superior de Valencia (TSJCV) le sienta finalmente en el banquillo: el 67% de los valencianos y el 72% del resto de españoles apunta que debería dimitir. Considera, en cambio, que ha de seguir en el Ejecutivo el 21% de los valencianos y sólo un 12% de los ciudadanos del resto del país.

Tres de cuatro votantes del PSOE critican que Camps esté aún en el cargo

El Publiscopio también refleja la opinión según la adscripción ideológica de los sondeados. Entre los votantes del PSOE, el 72% cree que Camps debería haber dimitido ya, el 74% lo rechaza como candidato y el 85% responde que debería irse si es juzgado.

Los electores del PP tienen una percepción más matizada: un 33% no quiere a Camps de cabeza de lista (un 43%, sí) y un 57% indica que tiene que ceder su puesto si se le juzga. En cambio, un 49% de los votantes conservadores entiende que, pese a su imputación, el president ha actuado bien al preservar por ahora el cargo. Otro 31% lo ve mal.

En el granero del PP del País Valencià, la opinión se matiza más aún. El 64% de los electores conservadores aplaude que Camps repita y otro 70% ve con buenos ojos que no se haya marchado del Govern. En cambio, un mayoritario 48% de los simpatizantes del PP regional sí cree que, si el jefe del Consell es juzgado, no tiene más remedio que dimitir.

El 83% de votantes valencianos del PP pide que se aclare la financiación ilegal

El Publiscopio también pregunta si las acusaciones de que Camps pudo haber aceptado 14.021 euros en regalos de la trama Gürtel están 'fundadas'. Un 48% de los valencianos y un 49% del resto de España señala que sí. Cree que se trata de 'una campaña contra el PP' el 24% de los valencianos y el 17% de los españoles de fuera de la comunidad. Un 5,9% del total de encuestados estima que concurren ambas circunstancias. Otro 27,9% no sabe discernir entre una y otra opción, porcentaje que entre los levantinos baja al 19%.

Sí hay quiebra entre el PSOE y el PP. El 68% de los electores progresistas piensa que las acusaciones son sólidas (un 7% juzga lo contrario).

Un mayoritario 40% de los simpatizantes conservadores está seguro de que todo obedece a un montaje contra el partido de Rajoy, frente a otro 22% que sí ve indicios solventes de culpabilidad. Entre los votantes valencianos del PP la sensación de que detrás del caso de los trajes hay una campaña asciende al 49%.

Pero a Camps le rodea también otro asunto mucho más grave: la presunta financiación ilegal del PP regional, un terreno que el TSJCV aún no ha querido explorar, pese a las pruebas presentadas por Hacienda y la Policía. En el País Valencià (88%) y en el resto de España (86%), los ciudadanos son partidarios de que el tribunal investigue el caso. Así lo piensa incluso el 81% de los votantes del PP y el 83% de sus electores en la autonomía.

También hay consenso en que la acusación de financiación ilegal del PP regional está fundada. Lo cree el 37% de los valencianos y el 35% del resto de españoles. No obstante, un 48% de los habitantes de la comunidad (y otro 56% de fuera de ella) 'no sabe' o 'no está informado' de los graves delitos que pesan sobre la formación (soborno, prevaricación o delito fiscal y electoral).

Aquí sí hay diferencias entre votantes: el 50% de los simpatizantes del PSOE juzga sólida la acusación, por un 22% de fieles de Rajoy que estima que no está fundada. La cifra engorda hasta el 29% en el granero del PP valenciano.