Público
Público

70.000 niños morirán durante la Cumbre de los Objetivos del Milenio

Durante tres días los líderes mundiales analizarán las posibilidades de cumplir los compromisos adquiridos para 2015

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Más de 70.000 niños y niñas morirán, la mayoría por enfermedades tratables o que se pueden prevenir, como la neumonía, la diarrea, la malaria o el sida, durante los tres días que dura la Cumbre de revisión del cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), que ha comenzado este lunes en Nueva York.

Así lo ha denunciado la ONG Save the Children, que ha pedido al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y al resto de líderes mundiales que cumplan su compromiso de salvar las vidas de 15 millones de niños en 2015.

Esta ONG ha reconocido, en un comunicado, que se han logrado 'verdaderos avances' en la lucha contra la pobreza y en la mejora de las vidas de millones de personas en la última década, pero de los ocho ODM, el 4 y el 5 -que se refieren a la mortalidad infantil y materna- 'son los que más lejos están de cumplirse'.

Save the Children ha recordado que 8,1 millones de niños mueren cada año antes de cumplir los cinco años, y más de 350.000 mujeres pierden la vida por complicaciones durante el embarazo o el parto.

La organización ha subrayado que no se podrán cumplir los ODM sin tener en cuenta a los niños y niñas más pobres, y ha pedido a los gobiernos que centren sus esfuerzos en acabar con las barreras que impiden a los pequeños el acceso a la atención médica y a la nutrición.

La ONG ha pedido a Rodríguez Zapatero que defienda la urgente necesidad de actuar en relación con los objetivos 4 y 5 y que desde el Gobierno español se les dé un mayor impulso, con el establecimiento de medidas concretas y drásticas para lograr su cumplimiento.

Este lunes comienza en la sede de Naciones Unidas en Nueva York la cumbre para revisar los llamados Objetivos del Milenio, ocho retos fijados en el año 2000 para terminar con la pobreza y que tienen que estar cumplidos en 2015.

Este año, en 2010, la reunión sirve para revisar cuánto y cómo se ha avanzado en el cumplimiento de esa estadística. Alrededor de 140 jefes de Estado y de Gobierno hablarán de erradicar la pobreza extrema y el hambre, reducir la mortalidad materna o promover la igualdad entre géneros. 

Sin embargo, va a ser prácticamente imposible conseguir los logros en 2015. Un ejemplo: la hambruna. En 2000, año en que se fijaron los Objetivos del Milenio, el 14% de la población mundial estaba desnutrida. Ese año se fijó que en 2015 el porcentaje tendría que estar reducido a la mitad, es decir, al 7%. Actualmente, en 2010, sólo se ha conseguido reducir el número de personas que no tienen para comer en medio punto porcentual: a tan sólo el 13,5%.

Por tanto, los líderes mundiales tienen la oportunidad en los próximos tres días en Nueva York de que los Objetivos del Milenio no se queden en una mera declaración de intenciones.