Público
Público

Los activistas califican de "bajada de pantalones" la actitud del Gobierno

Isabel Terraza y Antonio Velázquez han llegado esta tarde al aeropuerto de Gran Canaria tras ser expulsados del Sáhara por Marruecos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La activista catalana Isabel Terraza y el mexicano Antonio Velázquez, de la asociación Resistencia Saharaui, que han llegado esta tarde al aeropuerto de Gran Canaria tras ser expulsados del Sáhara por Marruecos, han dicho que han sido testigos de un 'genocidio' en El Aaiún.

Los dos activistas, que llegaron con media hora de retraso a la isla en el mismo vuelo en el que también viajaban los periodistas de Antena 3 igualmente expulsados del Sáhara, han solicitado ante los informadores que se produzca una 'urgente intervención' del Gobierno de España y del Consejo de Seguridad de la ONU.

'Tumbaban las puertas por las noches, torturaban a la gente, hemos escuchado gritos y gemidos de personas en las calles', ha relatado Isabel Terraza sobre las que han sido, 'las noches más largas de nuestras vidas', en referencia al tiempo que han pasado a escondidas en El Aaiún'.

Los activistas han apuntado al vídeo que enviaron en el que las imágenes 'están sin editar' y pertenecen 'al momento' en el que sucedían los hechos violentos, para defender su versión y desmentir la que da el Gobierno marroquí.

Los activistas aseguran haberse sentido abandonados por el Gobierno de España

Antonio Velázquez ha corroborado las palabras de su compañera subrayando que han sido testigos del 'genocidio' del pueblo saharaui por parte de Marruecos y del desmantelamiento violento del campamento de protesta que estaba ubicado a las afueras de El Aaiún.

'Es urgente que intervenga España para frenar esta barbarie, es preciso que entre el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y que den a esa población inocente la posibilidad de autodeterminarse'. Ha reivindicado que se escuche al pueblo saharaui y 'darles la oportunidad del referendum porque sino, vamos a la guerra. Hay que parar a Marruecos y todos tenemos que presionar'. Ha resaltado que 'es el momento, porque sino, va a acabar muy mal'.

Asimismo, Velázquez ha agradecido el apoyo y el seguimiento de los medios de comunicación ante los sucesos que se están producido en la capital administrativa del Sáhara Occidental, ya que se han sentido 'abandonados' por el Gobierno de España y de México.

Los dos activistas han relatado que han permanecido varios días escondidos en una casa y, según Terraza, ha sido 'muy duro haber sido testigo de este genocidio', a lo que ha añadido que siente 'rabia y dolor por la indiferencia del Gobierno de España'.

Los activistas definen como 'bajada de pantalones' la actitud del Gobierno ante Marruecos

Respecto al trato recibido en el aeropuerto antes de su regreso a España, Terraza ha denunciado que les han 'intimidado' y que la salida ha sido bastante 'tensa y desagradable'. Velázquez relata que le acusaron de la muerte de un militar y le llevaron a una sala para hacer preguntas antes de su partida. 

Una vez en España, ambos activistas han coincidido en definir como 'bajada de pantalones' la actitud del Gobierno español ante Marruecos, algo que han podido constatar por el trato recibido en el aeropuerto marroquí. Han acusado al Ejecutivo español de 'no hacer nada' porque España 'se beneficia del acuerdo de pesca suscrito con Marruecos'. 

En los últimos días, Isabel Terraza y Antonio Velázquez han denunciado desde El Aaiún la represión de militares y policías marroquíes contra el pueblo saharaui y fueron convocados el pasado sábado por parte del Gobierno de Marruecos para 'ayudarles a abandonar el territorio nacional'.

El Aaiún fue escenario la semana pasada de los más violentos enfrentamientos callejeros en el Sahara Occidental en casi dos décadas, desencadenados por el desmantelamiento el lunes, día 8, del campamento de Gdaim Izik , a 18 kilómetros de El Aaiún, donde también residieron unas semanas los activistas españoles.