Público
Público

El adalid de la transparencia del PSOE dice adiós

Juan Luis Rascón, el primer diputado en hacer públicos sus bienes y próximo a las tesis del 15-M, anuncia su marcha entre críticas a la línea del partido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

“Nací socialista y me moriré socialista”, pero “así es imposible trabajar”. Juan Luis Rascón, diputado nacional del PSOE por Córdoba desde el año 2004 y una de las voces más destacadas del partido en cuestiones como democracia interna y transparencia, ha anunciado que en septiembre y cuando se agote la legislatura se dará de baja en el partido porque volverá a su trabajo anterior en la judicatura y por las “purgas estalinistas” que, a su juicio, están sucediendo en la capital cordobesa.

El Consejo de Gobierno de la Junta cesó ayer a dos delegados provinciales en Córdoba. Uno de ellos, Joaquín Dobladez, muy crítico con la dirección provincial del PSOE. Sin embargo, el órgano ejecutivo autonómico mantuvo a un tercer delegado al que el partido ya había comunicado su cese. Francisco García, delegado de Obras Públicas, se ‘salvó’ gracias a la mediación de la consejera Josefina Cruz. La cabeza de García había sido pedida directamente por el secretario provincial del PSOE, Juan Pablo Durán, tras las críticas internas que estaba realizando.

“Qué puñetas está pasando aquí”, se pregunta Rascón, quien considera que desde la dirección provincial del PSOE en Córdoba “no he recibido nada más que agravios”. Rascón, juez en excedencia y exportavoz de Jueces para la Democracia, ha denunciado que el PSOE de Córdoba se ha convertido en “una oficina de colocación” y que el partido “mira más por los intereses y está muy alejado de la ciudad”. “No hay causas socialistas. Esto ni es un partido ni es nada”.

Pero para que el cese de delegados se produzca, el PSOE de Córdoba necesita de la aprobación de los socialistas andaluces, con la que ha contado. “Esto es lo que más me ha descolocado. ¿Dónde está Griñán?”, se ha preguntado Rascón, muy próximo a las tesis del 15.M, al que lleva meses apoyando públicamente. “¿Este es el líder que necesita el partido en Andalucía?”. Rascón, que siempre se ha considerado un político libre y que lleva “tres años a contracorriente” con la dirección socialista de Córdoba, califica este capítulo de “novelón a dos meses de unas elecciones generales”. “Yo no tengo por qué ser cómplice de este malhacer”, insiste, ante la posibilidad, descartada, de que repita como diputado.

Juan Luis Rascón volverá a la judicatura, pero no al puesto que dejó como titular de un Juzgado de Instrucción en Córdoba. Tras su paso por la política, ha perdido su plaza, por lo que esperará a septiembre a que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) le asigne un nuevo destino que probablemente estará en un juzgado de lo Contencioso pero ya no en Córdoba.

Rascón niega, “al menos que yo conozca”, la existencia de una corriente crítica a la dirección del PSOE en Córdoba. Sin embargo, los ceses de los últimos días están precipitando los acontecimientos. Fuentes del PSOE reconocen que “cuando toque” habrá un congreso provincial en el que “habrá más de una candidatura”

En sus ocho años como diputado, Juan Luis Rascón ha sido un político hiperactivo y que ha marcado tendencia ejemplarizante dentro del Grupo Parlamentario del PSOE. Rascón ha sido el primer diputado en hacer públicos sus ingresos y su patrimonio.

A través de su blog, el diputado mantenía contacto directo con los ciudadanos. Desde hace casi cinco años y cada martes, Rascón entablaba eternas conversaciones con “quien quiera y sin filtro”. A través de su blog, Rascón ha ido más allá que la línea oficial del PSOE. Ha pedido la reforma electoral, ha denunciado falta de democracia interna, ha exigido el fin de los “privilegios” de la clase política. Sin embargo, su baja como militante no la achaca a diferencias con la Ejecutiva Federal del partido, sino que las provincializa a Córdoba y si acaso las hace extensivas a la complicad con la que actúa el PSOE de Griñán.

Rascón asegura que su decisión estaba tomada desde febrero y que su compromiso fue agotar la legislatura. El 26 de septiembre se disolverán las Cortes. El 27 se dará de baja en el partido. “Voy a volver a trabajar a un sitio donde se puede hacer mucha justicia”, concluye.