Publicado: 28.10.2010 15:35 |Actualizado: 28.10.2010 15:35

Aguirre defiende a Sánchez Dragó comparándolo con García Márquez

La presidenta madrileña justifica al escritor al asegurar que "la historia de la literatura está plagada de actos absolutamente reprobables"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tras varios días guardando silencio, Esperanza Aguirre ha salido en defensa del escritor Fernando Sánchez Dragó. En su último libro, unas conversaciones con Albert Boadella tituladas Dios los cría... y ellos hablan de sexo, drogas, España, corrupción...,  el también presentador de Telemadrid narra cómo en Japón se topó con una lolitas vestidas como "zorritas" a las que se "trajinó". A "las muy putas", remacha.

La polémica obligó a Dragó a recular aduciendo que, lo que en el libro se vende como verdad, es en realidad ficción. "Es una historia literaturizada, digamos, a partir de una anécdota trivial. Se remonta a 1967. Ya ha llovido: casi medio siglo", explicaba a Público.

"¿Y qué pasa, que hay que quemar esos libros como si fuéramos torquemadas? O mejor, ¿quemamos a los autores? 

La presidenta de la Comunidad de Madrid se ha aferrado al argumento de "historia literaturizada" esgrimido por Dragó para minimizar los hechos. Para ello ha comparado al escritor español con un Premio Nobel como Gabriel García Márquez, con uno de los novelistas estadounidenses más relevantes, Henry Miller, y con su propio tío materno, el poeta Jaime Gil de Biedma.

La presidenta madrileña, que ayer se negó a contestar a las preguntas de un reportero de El Intermedio, ha señalado que "la historia de la literatura está plagada de actos absolutamente reprobables. Por citar sólo algunos, Gabriel García Márquez, Henry Miller, Jaime Gil de Biedma".

"¿Y qué pasa, que hay que quemar esos libros como si fuéramos torquemadas? O mejor, ¿quemamos a los autores?", se ha cuestionado para agregar: "Si alguien hubiera hecho propaganda o apología de un delito en la televisión pública evidentemente que no, pero la literatura es eso, literatura", justifica la conservadora.

El libro de conversaciones que incluía el pasaje no figura en ninguna librería en la categoría de literatura. Así, por ejemplo, El Corte Inglés lo cataloga de ensayo y La Casa del Libro en el apartado de Ciencias políticas y sociales.

Sin embargo, las obras de los escritores a los que menciona no salen del apartado de ficción. Aunque no lo cite, es probable que la 'lideresa' aluda al librito de 'Gabo' Memorias de mis putas tristes, que se mire como se mire, siempre ha sido una novela. Las obras de Miller (como Trópico de cáncer y Trópico de capricornio) son "narrativa extranjera" y los libros de Gil de Biedma forman parte del apartado poesía.

De modo muy diferente a Aguirre opina el Comité de Empresa de Telemadrid, que ha pedido a la directora general del ente público la destitución del escritor. Isabel Linares, por su parte, se lava las manos al asegurar que "este tema no es competencia del Consejo de Administración".

Tampoco comparte la visión de la política conservadora Viajes Barceló, que ha suspendido "automáticamente" la comercialización de una ruta por Japón diseñada por Sánchez Dragó y su mujer, natural del país.

"Nuestra Marca y nuestro Grupo representan valores como el fomento del conocimiento de las culturas y de los países, así como un profundo respeto por los seres humanos, valores que deben compartir tanto nuestros empleados como las personas con las que nos asociamos", señala la compañía en un comunicado.



Las noches blancas

Dragolandia