Público
Público

Aguirre pide a Rajoy que pacte con Cascos para el 20-N

Quiere conseguir "cuanto antes mejor" un acuerdo con Foro Asturias  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Francisco Álvarez-Cascos es un hombre del pasado para el PP. Dio un intempestivo portazo a Mariano Rajoy el pasado 1 de enero, creó un nuevo partido, rompió la derecha en Asturias, se hizo con la Presidencia del Principado y ni siquiera fue posible armar con él un Gobierno regional de coalición. Pero para Esperanza Aguirre las cosas cambian: Cascos no sólo no es pasado, sino que el futuro del PP pasa por pactar 'cuanto antes mejor' con él para el 20-N.

El miércoles, Foro Asturias Ciudadanos (FAC), la formación del exministro de José María Aznar, confirmó que también se presentaría a las generales por Madrid. Así que ayer Aguirre tuvo que volver a retratarse sobre un asunto inflamable para el PP. La presidenta madrileña recordó que ella siempre postuló a Cascos como el 'mejor candidato' que podía presentar su partido para arrebatar Asturias al PSOE. Pero el Comité Electoral del PP lo apeó de la carrera y decidió apostar por Isabel Pérez-Espinosa.

El PP asturiano critica la 'aventura personal' del exministro de Aznar

'Mi opinión ya la di entonces, pero no tiene ninguna importancia. La única que la tiene es la opinión de los asturianos, que ya lo han dicho con toda claridad en las elecciones de mayo', aseguró ayer Aguirre. Una respuesta casi calcada a la que dio a ABC en una entrevista publicada el pasado 18 de agosto, cuando aún fue más lejos al subrayar que los asturianos habían votado 'al mejor político' de 'todo' el Principado y a 'uno de los mejores de España'. Entonces y ayer abogó por el 'consenso' entre PP y FAC el 20-N.

'Si yo estoy diciendo que ante la situación española de extrema gravedad es importante un consenso del PSOE con el PP, ¿cómo no voy a propugnar el consenso y la unidad entre el PP y Cascos? Eso es lo que tiene que producirse. Cascos y PP se tienen que unir cuanto antes mejor. Todos tienen que dar los pasos', concluyó la presidenta, preguntada durante la rueda de prensa del primer Consejo de Gobierno tras las vacaciones de verano, informa Europa Press.

La prueba de que el estado mayor del PP no coincide con las tesis de Aguirre asomó también ayer por boca de Pérez-Espinosa. La candidata de Rajoy en Asturias y hoy portavoz del Grupo Popular en el Parlamento regional interpretó la confirmación de la candidatura de FAC por Madrid como 'un capítulo más de la aventura personal' del presidente del Principado 'desde que abandonó' el PP. El anuncio deja claro, siguió, que los 'intereses y desvelos' de Cascos 'están dirigidos a otro sitio' que no es el desarrollo de Asturias. Pérez-Espinosa deslizó otro mensaje radicalmente contrario al de Aguirre: 'El PP tomó la decisión adecuada cuando no fue su candidato para las elecciones de mayo'.

La presidenta amaga con reclamar una Policía propia para frenar el 15-M

Cascos no fue el único filón de controversia suscitado por la jefa del Ejecutivo madrileño durante su comparecencia. Aguirre señaló que está estudiando pedir la creación de una Policía autonómica vista la actuación del Ministerio del Interior en la Puerta del Sol de la capital con los indignados.

El amago de la presidenta llegó dos días después de que el secretario general del PP madrileño y exconsejero de Presidencia e Interior, Francisco Granados, lanzara la misma advertencia. 'Si el actual Gobierno está decidido a permitir que unos señores privaticen un espacio público y se apropien de un espacio público porque quiere transformar Sol en la Bastilla, vamos a pedir la Policía autonómica', dijo ayer la presidenta, informa Efe. Pero para que el anuncio se materializase, para que Madrid pudiera disponer de un cuerpo semejante a los Mossos o a la Ertzaintza, habría que reformar antes el Estatuto de Autonomía.

Aguirre denunció que la actuación de Interior con el Movimiento 15-M 'viola flagrante y directamente la ley' al 'prohibir' la identificación de los indignados 'responsables de los desmanes'. Citó el caso de algunos de los participantes de las protestas laicas que 'vejaron' a policías y a peregrinos de la Jornada Mundial de la Juventud.

El titular de Interior no tardó en responder. 'No tiene sentido' crear una Policía autonómica, dijo, y 'no es una necesidad real'. Antonio Camacho aconsejó a Aguirre garantizar 'los servicios básicos de los madrileños', justo ahora que la Comunidad 'está poniendo en riesgo sanidad y la educación'.