Público
Público

"Ahorramos al Estado 1.300 euros por persona"

Juan Abarca Cidón (Madrid, 1971) es médico y secretario general del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Juan Abarca Cidón (Madrid, 1971) es médico y secretario general del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Idis), que hoy ve la luz. Formado por los principales operadores sanitarios privados, el Idis pretende integrar la sanidad privada y la pública para 'hacer un sistema sanitario lo más competente posible'. Antes, reconoce Abarca, se debe 'poner en valor el papel de la sanidad privada'. Según denuncia, se olvida que contribuye a descongestionar la atención pública.

Si sus pacientes tienen un problema grave, ¿van a la pública, como se dice?

Ese tópico no es verdad, si no, no tendríamos los pacientes que tenemos de oncología y de cirugía cardiaca. No es una cuestión de gravedad, sino de disponibilidad de recursos. La sanidad pública da una cobertura universal, aunque la privada ha mejorado la provisión hospitalaria y es capaz de hacer prácticamente todos los procesos. Si alguno queda fuera es porque el bajo número de casos lo hace inviable.

¿Qué aporta la sanidad privada a la pública?

Una ayuda a su sostenibilidad y una descarga, ya que hay quien tiene una póliza y paga sus impuestos pero no va a la sanidad pública.

¿Les conviene que funcione bien la sanidad pública?

Queremos que la sanidad pública mejore y pensamos que una de las maneras de conseguirlo es descongestionarla. No pretendemos atender a todo el mundo. Hay 8,5 millones de personas con una póliza y no pretendemos que haya muchos más, porque globalmente la sanidad no es rentable. Si tienes que dar cobertura al 99% de la población, hay prestaciones que son imposibles de amortizar. La sanidad privada ya tiene algunos servicios que no son rentables, pero no podemos abarcar más, porque, si no, quebraríamos.

¿Qué piensa del copago para financiar el sistema público?

El copago de una manera sistemática es injusto. Antes se debe mejorar la estructura general del sistema sanitario y promocionar el sistema privado para que el que lo quiera y se lo pueda permitir pague una póliza y descargue al sistema público. Eso es fomentar un copago voluntario que al año ahorra al Estado 1.300 euros por persona.

¿Aspiran a que el Estado devuelva de algún modo a la sanidad privada ese dinero que le ahorra?

Lo que hay que hacer es favorecer la desgravación fiscal para quien tenga un seguro privado y que el usuario de la sanidad privada no tenga tantas dificultades para acceder a las recetas subvencionadas, esto es como si por ir a un colegio privado no te dejasen hacer la selectividad. Se debería establecer un pacto público-privado por el que la Administración dijera: '¿Cuánto te está pagando ese usuario? Pues yo te doy tanto para que le des cobertura al 100%. Y del mismo modo, si tu usuario viene a la sanidad pública, lo pagas tú'.