Público
Público

El alcalde de Oviedo pide a Rajoy que no ceda ante Cascos

De Lorenzo avisa del riesgo de que se cometa un "pucherazo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El alcalde de Oviedo, Gabino de Lorenzo, rompió este sábado su silencio para defenderse de los ataques de los que piden que Francisco Álvarez-Cascos sea el candidato al Principado en 2011 y de las críticas del propio ex ministro de Fomento. Pero, en el camino, también aprovechó la oportunidad para lanzar una advertencia a la dirección nacional de su partido.

Para el regidor, el 'sistema de presión' con el que están tratando de forzar a Mariano Rajoy a decantarse por el ex hombre fuerte de José María Aznar es 'una cacicada despreciable. No lo puedo compartir en modo alguno. Nada. Así no se trabaja', señaló en unas declaraciones grabadas y remitidas por el Ayuntamiento de Oviedo.

Exige al ex ministro que desautorice a los que piden su vuelta

De Lorenzo se mostró convencido de que el PP nacional, que es el que 'maneja los tiempos', elegirá 'a quien proponga el comité regional de Asturias nombrado en el último congreso y que es el que tiene la competencia para hacerlo'.

'En caso contrario, eso recibe otro nombre: pucherazo', alertó. De Lorenzo se mostró convencido de que, al final, la cúpula conservadora no cederá a las coacciones: 'Eso es lo que están intentando. Madrid no actuará nunca así. El PP no actuará nunca así. Están perdiendo el tiempo'.

El viernes pasado, la plataforma Pedimos la Palabra, que respalda a Cascos, acusó a De Lorenzo, entre otras muchas cosas, de utilizar 'fraudulentamente' las bases de datos del partido. Este sábado, este salía al paso de ello. 'Estoy utilizando el censo oficial y legítimamente porque soy el presidente del PP en Oviedo desde hace 23 años', explicó.

Dice que defender a Cascos en manifestaciones es de 'kale borroka'

El alcalde ovetense lamentó 'la falta de ética' que están demostrando los casquistas en la campaña que han puesto en marcha. Y reprochó al ex secretario general del PP que no los 'desautorizara'. 'Cascos no está en su lugar dejándose defender de la forma que lo están haciendo por estos señores', comentó.

Pero no era el único recado que quería mandar a Cascos y al sector que anima su vuelta. De Lorenzo también se quejó de la recogida de firmas que está en marcha y de que se hubiera llegado a convocar una manifestación. En su opinión, 'eso es propio de la ultraizquierda y raya, a veces, la kale borroka'.

De Lorenzo dijo que la concentración, que estaba prevista para el próximo día 7 de noviembre y después se suspendió, le parecía 'algo inédito en la política del PP en toda su historia' porque nunca se había promovido un cabeza de lista con este tipo de actuaciones.

Resaltó que para ello hay otros cauces. 'Pero parece que no les valen cuando les son contrarios', indicó mientras destacaba que habían pedido un congreso extraordinario cuando las normas de los conservadores no lo permiten salvo circunstancias excepcionales. 'En este caso, lo único excepcional es esta gente que trata de saltarse a la torera unos estatutos que precisamente puso en vigor Cascos', recordó.

En su repaso, De Lorenzo también tuvo palabras para los cuatro diputados regionales, partidarios de Cascos, que el viernes pasado cuestionaron públicamente al presidente del PP de Asturias, Ovidio Sánchez, por ausentarse durante la votación de una iniciativa, para la que contaban con el apoyo de IU y Grupo Mixto, que perdieron por un solo voto.

De Lorenzo aclaró que el líder regional se encontraba en la despedida de los soldados que se iban a Afganistán, porque como senador forma parte de la comisión nacional de defensa, y tachó 'de desfachatez' la actuación de 'estos cuatro brillantísimos diputados' que se caracterizan 'por su intensísima labor parlamentaria, sobre todo cuando hay viajes oficiales organizados por el presidente asturiano, Vicente Álvarez Areces, a los que el partido les prohibe ir pero ellos hacen caso omiso y se van de vacaciones pagadas'. 'Sánchez estuvo donde tenía que estar', subrayó.