Público
Público

El alcalde de Valladolid hace una burla sexista de Pajín y el PP guarda silencio

De la Riva habla de forma soez de los "morritos" de la ministra. Blanco: "Si Rajoy no actúa, será cómplice"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un nuevo 'exceso verbal' salpicó ayer al alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva (PP). El miércoles, en una entrevista en la programación local de Onda Cero, el regidor se recreó a la hora de descalificar a la recién nombrada ministra de Sanidad, Leire Pajín. Dijo de ella que su 'cara' y sus 'morritos' le inspiraban unas ideas que no podía expresar en público y añadió que la ex secretaria de organización de los socialistas 'va a repartir condones a diestro y siniestro' en su nuevo cargo como titular de Sanidad. También la definió, en tono irónico, como 'una chica preparadísima, hábil y discreta', no sin antes considerar que su nombramiento 'clama al cielo'.

Las reacciones de los socialistas de Castilla y León, que pidieron la dimisión del alcalde, se sucedieron en la jornada de ayer. La polémica llegó incluso a Ferraz, la sede federal del PSOE, donde José Blanco, vicesecretario general del partido, compareció por la tarde de manera excepcional. El ministro de Fomento y vicesecretario del PSOE exigió a Mariano Rajoy una actuación 'contundente' e 'inmediata' ante un hecho que tildó de 'machista', 'intolerable' y 'repugnante'. 'Si Rajoy no actúa, será cómplice', advirtió el número dos socialista. 'El PP nunca ha creído en la igualdad', añadió Blanco, que argumentó que, 'con estas actitudes, algunos reflejan nítidamente lo que de verdad son'.

Un poco antes, el alcalde León de la Riva había proferido una leve disculpa en el informativo de Antena 3. Aseguró haber tenido un 'exceso verbal al reconocer en voz alta' lo que alguna vez había pensado 'respecto al aspecto físico de la nueva ministra', aunque insistió en que le recordaba a 'un personaje de dibujos animados'. El regidor conservador acabó aceptando que había 'metido la pata' y que 'no debería haberlo hecho'.

Poco después, preguntado por estas mismas declaraciones en la cadena Ser, León de la Riva afirmó que 'después de escucharlo en la radio', constató que se había pasado 'siete pueblos', pero insistió en que sus comentarios no habían sido machistas. Además, declaró que había intentado, sin éxito, ponerse en contacto con Leire Pajín para pedirle disculpas. El tono de su discurso había cambiado, aunque dejó claro que nadie de la dirección nacional del PP le había llamado para recriminarle sus declaraciones. Lo cierto es que ningún dirigente del PP salió ayer a desautorizar al regidor.

El alcalde recibió por la tarde todo tipo de críticas por parte del PSOE en Castilla y León y del grupo municipal socialista de Valladolid, que pedirá al pleno su reprobación por estas palabras. Así, el líder del PSOE en esta comunidad, Óscar López, se mostró indignado por los 'abruptos machistas' del regidor y pidió su dimisión. Además, pidió, en tono sarcástico, una reforma de la Ley Electoral para 'impedir que un australopitecus se presente como candidato a alcalde' de Valladolid.

Óscar Puente, portavoz del PSOE en Valladolid, declaró sentir 'mucha vergüenza' por estas palabras y reiteró que León de la Riva 'no define ni representa a los vallisoletanos'.

El secretario de ciudades y política municipal del PSOE, Antonio Hernando, se unió a la condena y tachó las palabras del alcalde de 'deleznables' y 'machistas'. Y Pajín, en su toma de posesión como ministra, no citó al alcalde. Pero sí lanzó un mensaje. 'No saldrá de mí ni una sola palabra de rencor ni descalificación ni estas me van a desviar ni un segundo de mi tarea', dijo.