Público
Público

Alcorcón recoge casi 2.000 firmas contra 'El Rafita'

El alcalde apuesta por fomentar las políticas sociales frente a esta iniciativa ciudadana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Casi 2.000 vecinos de Alcorcón (Madrid) han firmado para que Rafael Fernández García, El Rafita uno de los asesinos de la joven Sandra Palo, en 2003 sea declarado por el Ayuntamiento de esta localidad persona non grata. Los firmantes exigen a las autoridades que 'se lo lleven' del pueblo porque es un 'peligro número uno'.

El joven, menor de edad cuando fue condenado por el asesinado de Palo, cuenta en la actualidad con 22 años. A finales del mes de agosto, la Policía Local de Alcorcón le detuvo cuando intentaba robar una furgoneta en un polígono industrial. La jueza le dejó en libertad con cargos, con la obligación de presentarse en los juzgados cada dos semanas. Desde que El Rafita abandonó el centro de internamiento en el que cumplió los cuatro años de condena por la muerte de Sandra Palo, ha sido detenido hasta en siete ocasiones.

El alcalde de Alcorcón, Enrique Cascallana (PSOE), manifestó hoy que la actitud y el trabajo del equipo que está al frente del consistorio pasan por 'perseguir al delincuente y generar programas sociales' para evitar que se repitan los actos delictivos. Para Cascallana, la recogida de firmas contra El Rafita 'no deja de tener un trasfondo que nada tiene que ver con este tema en sí sino con otros elementos que permiten aparecer ante la opinión pública criticando la Ley del Menor u otro tipo de cosas'. 'Si ése fuera el debate, yo creo que hay que llevarlo a donde hay que llevarlo; es decir, al Parlamento', apostilló.

Según el primer edil, 'Alcorcón se ha caracterizado por luchar contra esa marginalidad social llevando focos de política social en la zona de El Rafita y por la muy buena intervención de la Policía Local y Nacional'. Por su parte, el primer teniente de alcalde, Marcelino García, señaló hace pocos días que este tipo de temas 'hay que tratarlos en frío' porque, en su opinión, 'hay mucha manipulación política' en este asunto.