Público
Público

Amigos y compañeros rinden homenaje en Gijón a Carrillo tras lanzar al mar sus cenizas

Su hijo mayor pide seguir trabajando por una "sociedad justa donde no sigan pagando los mismos los crímenes y errores de los de siempre"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Numerosas personalidades del ámbito de la política y la cultura, junto a familiares y amigos de Santiago Carrillo, se han reunido este domingo en Gijón, su ciudad natal, para rendir un homenaje al histórico dirigente comunista, fallecido el pasado 18 de septiembre en Madrid, a los 97 años.

El teatro Jovellanos ha sido el escenario del tributo en el que de forma unánime se ha destacado el papel que jugó el que fuera secretario general del Partido Comunista de España (PCE) entre 1960 y 1982. El homenaje ha culminado con un acto simbólico en el que se han arrojado flores al mar Cantábrico desde el Rompeolas de Gijón, después de que a primera hora de esta mañana sus cenizas fueras esparcidas en alta mar frente a la costa asturiana, según su expreso deseo.

El coliseo gijonés llenó todo su aforo para dar el último adiós al que fuera Hijo Predilecto de la ciudad, donde la poesía y la música han sido protagonistas junto con las intervenciones de sus amigos y camaradas. Al acto no pudo acudir la diputada socialista Carme Chacón ni el sindicalista Julián Ariza

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha asegurado que el dirigente comunista pertenecía a una estirpe de políticos que eran 'excelentes' oradores y 'formidables maestros' de la dialéctica. 'Podía agitar las mentes y tocar las cuerdas del corazón', ha señalado antes de incidir en que su capacidad política 'se echa en falta' en la actualidad. Méndez ha reivindicado esa capacidad dialéctica de Carrillo que era capaz de ofrecer alternativas 'distintas e ilusionantes' como 'las que se necesitan en la actualidad'.

Cándido Méndez: 'Podía agitar las mentes y tocar las cuerdas del corazón'

También ha intervenido el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, que ha recordado que los orígenes de Carrillo partieron del sindicalismo y que fue éste uno de los dirigentes que posibilitó un 'tránsito pacífico' de la dictadura 'sangrienta' a la democracia. Toxo ha explicado que actualmente se está viviendo un tiempo 'de encrucijadas' donde no sólo se nota la ausencia de estadistas de la altura de Carrillo', sino también 'políticas alternativas que ilusionen nuevamente a la ciudadanía'. 'La sociedad española vive una situación tremendamente explosiva y es momento de hacer oír alto y claro la voz de la alternativa', ha dicho al tiempo que ha asegurado que las manifestaciones y las huelgas son un 'derecho democrático irrenunciable'.

El presidente asturiano, el socialista Javier Fernández, ha destacado que la figura de Santiago Carrillo siempre se caracterizó por la 'rebeldía, inteligencia y reconciliación', calificativos que, en su opinión, se echan de menos entre los dirigentes en la actual y 'devastadora' crisis. Fernández, que ha manifestado que el gijonés 'nunca supo de rendición', ha alabado su 'sencillez' y su actitud 'socarrona' que siempre le permitió 'comprender y arriesgarse'.

González Orviz (IU): 'Forma parte del código genético de la izquierda española'

El diputado de IU Gaspar Llamazares ha explicado que Carrillo representa 'lo mejor de la política', una persona con la que unía una relación 'casi filial'. 'Los que han difamado a Santiago tendrán que aceptar que es una de las figuras políticas más importantes', ha asegurado. Llamazares ha opinado que el dirigente comunista creía en la recuperación de la 'política ciudadana', una 'política de causas y de calle que logre frenar la voracidad del capitalismo y los mercados'.

Por su parte, el coordinador de IU en Asturias, Manuel González Orviz, ha destacado que Carrillo dedicó toda una vida a trabajar por la igualdad y la recuperación de los derechos sociales. 'Forma ya, como miles de luchadores, parte del código genético de la izquierda de nuestro país', ha apuntado.

Su amigo y exlíder del Partido Comunista de Madrid Adolfo Piñedo ha indicado que hay miles de carrillistas, entre los que se incluye, que consideran al ex dirigente del PCE como su 'líder, maestro e inspiración'. Y aunque ha dicho que quizás lo más alabado de él era su contribución a la Transición, ha preferido resaltar su lucha antifranquista porque, como ha remarcado, 'a la Transición se llegó' y en ese camino Carrillo fue el gran animador de un movimiento político que empujó la puerta hacia la democracia, y quien definió con acierto esa estrategia.

De igual manera que los anteriores, las periodistas Gemma Nierga y Pilar Velasco han ensalzado la figura de Carrillo. A Nierga, conductora hasta la pasada temporada de La ventana de la Cadena Ser y a la que el ex secretario general del PCE acudía como tertuliano, se la veía visiblemente emocionada y con la voz entrecortada. Ha destacado que Carrillo era uno de los colaboradores más queridos de la radio. 'Hablaba de lo que él quería hablar', ha remarcado, antes de echar de menos 'su voz y su sonrisa, su calidez'. También Velasco ha resaltado como Carrillo vio en el Movimiento 15-M la 'grieta por la que va a cambiar historia de país'. Según ella, esta les transmitió a sus integrantes que la movilización tendrá que ser en la calle porque no teníamos otras herramientas. 'Hablaba de una segunda Transición', ha apuntado, al tiempo que les advertía que cargarían contra ellos. A los jóvenes del aconsejaba 'ánimo, coraje y valor', ha apuntado de quien ayudó a construir la democracia 'desde la razón y el corazón', ha apostillado.

Su hijo recuerda que proponía una amplia coalición de fuerzas de izquierdas

En el acto, en el que ha estado su viuda, Carmen Menéndez, uno de sus tres hijos, el mayor, Santiago, en un escenario presidido por la imagen de su padre y una urna simbólica aunque sin cenizas, ha agradecido todas las muestras de cariño que la familia ha recibido en las últimas semanas. Se ha mostrado orgulloso de ser hijo de una persona que se sentía asturiano y de Gijón, tan de Gijón, ha dicho, que hasta seguía con cierta nostalgia las andanzas del Sporting. Más aún, ha destacado que se identificaba en lo asturiano con la tradición de lucha y el espíritu 'indomable' de que ha hecho muestra siempre la clase obrera, algo que en los últimos tiempos supo ver y comentar con su familia en el conflicto minero y su marcha a Madrid. 'Esa era la Asturias de Santiago', ha destacado, antes de resaltar de él que era un hombre político, 'profundamente comprometido con sus ideales'.

Santiago también ha remarcado cómo en las últimas fechas le preocupaba el 'ataque más brutal' al que se está viendo sometido el actual Estado del bienestar, la idea misma de la intervención del Estado, ver cómo la derecha desplegaba esta ofensiva, y que el sistema que había generado esta crisis saliese reforzado ante falta de un discurso alternativo y articulado de la izquierda y, más allá, de la alianza de fuerzas necesarias para llevarlo a cabo. Para él, la alternativa pasaba por una amplia coalición de fuerzas, más allá de la izquierda tradicional, susceptible de movilizar a la inmensa mayoría de la sociedad interesada y necesita de un mundo más justo. Aunque ya no esté, ha incidido en que su padre dejó mucho dicho y escrito y una manera de pensar y abordar los problemas. 'El mejor homenaje que se le puede rendir es seguir trabajando por una sociedad más justa donde no sigan pagando los mismos los crímenes y errores de los de siempre', ha concluido antes de que el acto se cerrase con el himno de La Internacional.

Al acto en el Jovellanos no acuden ediles de Foro ni PP, sí de IU y del PSOE

Al acto en el abarrotado teatro Jovellanos no ha acudido ningún miembro de la Corporación gijonesa de Foro y PP, a excepción de la gerente de la sala, María Teresa Sánchez, mientras que de IU acudieron todos y del PSOE casi su totalidad. El homenaje, cuyo maestro de ceremonia ha sido el periodista gijonés Pachi Poncela, ha contado también con interpretaciones musicales, poéticas y con un vídeo sobre la vida de Carrillo.

Santiago, el hijo mayor de Santiago Carrillo, durante el homenaje rendido al que fuera secretario general del PCE  entre 1960 y 1982, al que asistieron numerosas personalidades del ámbito de la política y la cultura, junto a familiares y amigos, este domingo, 28 de octubre, en el Teatro Jovellanos de Gijón. PULSA PARA AMPLIAR- EFE