Público
Público

Los amigos, lo primero

Adalid de Enrique Ortiz y número cuatro del PP por Alicante. Mario Flores fue conseller de Infraestructuras con Camps. El ‘sumario Brugal’ ha puesto de relieve su estrecha relación con el empresario Enrique Ortiz, presunto f

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un viejo proverbio resume la idiosincrasia de algunos: “Los míos, aunque rebuznen”. Dicho más fino: los amigos, por delante. De hecho, y como ya quedó patente en las conversaciones grabadas al Bigotes de la Gürtel con el expresident Francisco Camps, la amistad es uno de los valores más asentados en las altas esferas del País Valencià.

Y los valores, tal que los idiomas, o se practican o se olvidan. Lo sabe bien Mario Flores Lanuza, exconseller de Infraestructuras en el Gobierno de Camps, número cuatro al Congreso por el PP en la lista alicantina que encabeza Federico Trillo y tan amigo del presunto empresario corrupto Enrique Ortiz que le avisaba de las adjudicaciones públicas sin esperar al engorroso trámite de comunicación oficial.

“Oye, nada, te llamo solamente para decirte que has sido adjudicatario de las concesiones de mantenimiento. O sea, que muérete”. Se lo soltó Flores a Ortiz por teléfono el 15 de julio de 2008. Ortiz respondió siguiendo el patrón marcado por Camps cuando dedicó su “amiguito del alma” a el Bigotes: “Bueno, te quiero”, contesta a Flores el empresario alicantino. En otra conversación, Ortiz se refiere al entonces conseller como su “amigo” Mario, a quien llegó a regalar un reloj que ni siquiera –se excusaba con modestia el autor del obsequio– había llegado “a los 3.000 euros”. Flores asegura que lo devolvió.

Habla de nuevo Ortiz: “Mario nos está apoyando a muerte”, se lee en la transcripción de otro de los pinchazos del caso Brugal, esa tupida red corrupta que lo mismo convertía en oro la basura que el ladrillo. Ortiz es el principal empresario imputado en ese caso. Y va camino de adquirir el mismo rango y condición en la nueva rama del caso Gürtel, la relativa a la también presunta financiación ilegal del PP valenciano.

De su concepción sobre el poder de Mario Flores y la unción que se le debe habla Ortiz en otra charla del caso Brugal. El empresario conversa con otro hombre de negocios sobre una tercera persona. Y le dice: “Para que lo respetes, es como hermano de Mario Flores, ¿lo sabes?”. Su interlocutor responde así: “Sí, claro que lo sé. Si no, ¿de qué iba a estar viviendo?”. En la transcripción hay una frase donde Ortiz aconseja a su oyente qué hacerle a esa especie de hermano sinsanguíneo de Flores para tenerlo contento. Se trata de una expresión grosera de índole sexual y, por tanto, no se reproduce.

Flores no está imputado. Y aun si los jueces del caso Brugal entendieran que el exconseller pudo cometer un delito, tras las elecciones gozará en su seguro escaño –el PP obtuvo siete por Alicante en 2008– de un sólido blindaje en forma de aforamiento ante el Supremo. La amistad es lo que tiene.