Público
Público

Andalucía se suma al rescate del Gobierno, y pide un adelanto de 1.000 millones

Catalunya pide al Rajoy que articule "un sistema puente" para disponer este septiembre de la ayuda del Fondo de Liquidez Autonómico.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Andalucía es la cuarta comunidad autonómica que pedirá el rescate del Gobierno, tras Comunidad Valenciana, Murcia y Catalunya. La consejera de la Presidencia autonómica,  Susana Díaz, ha anunciado que la Junta de Andalucía ha solicitado al de la Nación 'un anticipo' de 1.000 millones de euros 'mientras se definen las condiciones en las que las comunidades autónomas pueden acudir al Fondo de Liquidez Autonómico' (FLA).

En declaraciones este lunes a los periodistas en Sevilla, la consejera ha explicado que no se trata de 'un rescate' sino de 'un anticipo como el que en el mes de junio solicitó la Comunidad Valenciana de en torno a 300 millones' y que el objetivo es el de 'obtener liquidez'. Así, ha insistido en que 'los andaluces tenemos derecho' a este anticipo, 'al igual que la inmensa mayoría de las comunidades lo han hecho meses atrás'.

'Aún no tenemos respuesta del Gobierno, pero esperamos que sea favorable, igual que ha sido con otras comunidades como a Catalunya o a la Comunidad Valenciana', ha apostillado. Y a preguntas de los medios de comunicación sobre si el Gobierno andaluz, al margen de este anticipo, se acogerá finalmente al FLA, Díaz ha dicho que 'Andalucía sigue valorando' esta opción y 'no la ha descartado en ningún momento' pero que no tomará una decisión hasta que el Ejecutivo central no aclare las condiciones de este Fondo de Liquidez.

Andalucía no recurrirá al Fondo de Liquidez Autonómico hasta que el Gobierno no aclare las condiciones

Según la consejera, lo que Andalucía y el resto de comunidades necesitan es 'liquidez', por lo que ha urgido al Gobierno de la Nación a determinar con claridad ya 'cuáles van a ser las condiciones' del fondo y, sobre todo, que no 'limite' las competencias autonómicas. 'Hemos dicho siempre que el Gobierno tiene que establecer un fondo de liquidez que no puede limitar las competencias autonómicas y que si es un fondo de liquidez, que es lo que demandamos las comunidades porque el sistema financiero está cerrado a cal y canto, pues lógicamente esperamos que el Gobierno lo lleve a cabo. Ahora bien, no puede condicionar ese fondo a limitar las competencias autonómicas', ha reiterado.

Sobre las conversaciones que mantienen en estos momentos Junta y Gobierno, la consejera se ha limitado a señalar que se 'siguen desarrollando' y ha pedido 'prudencia y colaboración para que el resultado sea favorable para Andalucía'. Al hilo de ello, ha advertido que la comunidad es 'consciente de la situación del país' y que, por tanto, quiere 'colaborar'.

'Cuando desde el 20 de noviembre pedimos la Conferencia de Presidentes es por eso, porque esperamos que se celebre antes de que finalice este mes de septiembre y que, entre otras cosas, ponga las condiciones del FLA, un fondo que no se puede convertir en una carrera, en una subasta o en ver quién llega antes o cuidado con quien se quede el último, sino que tiene que ser un instrumento que, verdaderamente, facilite la liquidez a las comunidades, que en estos momentos ven cómo el sistema financiero no se lo da', ha argumentado.

El conseller catalán de Economía, Andreu Mas-Colell, ha pedido hoy al Gobierno que articule 'un sistema puente' para que la Generalitat pueda disponer este septiembre del préstamo del Fondo de Liquidez Autonómico. 'Nos preocupa mucho que el fondo pueda no cerrarse en septiembre. O se hace en septiembre o el Tesoro debe articular algún sistema puente que permita ir de septiembre a octubre, si el fondo no está a punto hasta octubre', ha apuntado en declaraciones a TV3.

Además, ante la situación actual de dificultades financieras de la Generalitat y el objetivo de déficit previsto, el conseller ha augurado que 'todo apunta' a que en 2013 habrá nuevos ajustes y recortes en Catalunya. En esta línea, ha señalado: 'Todo depende de si tenemos uno o dos años para hacer el ajuste' al que obligan el Estado y la Unión Europea.