Público
Público

Antza pide unos casetes requisados por la policía con la historia de ETA

El presunto ex jefe político de la banda asegura que en las cintas, aprehendidas en un escondite de Bayona, dan su testimonio algunos fundadores y dirigentes etarras

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presunto ex jefe político de ETA Mikel Albisu reclamó hoy unos casetes requisados por la policía en la misma operación que llevó a su captura el tres de octubre de 2004 y que, según su propio relato, contienen grabaciones sobre la historia de la banda contada por algunos de sus fundadores y dirigentes.

Esa cuarentena de cintas aprehendidas en un escondite de Saint Pierre d'Irube, en las afueras de Bayona, 'constituyen un verdadero tesoro' para conocer 'la historia del País Vasco', subrayó Albisu, alias Mikel Antza, ante el Tribunal de lo Criminal de París que lo juzga junto a otros nueve presuntos etarras. Dichas grabaciones se refieren a 'la historia de ETA contada por sus protagonistas' y 'serían de gran utilidad, de gran ayuda para explicar por qué estamos aquí', añadió en un breve discurso leído.

Albisu se quejó de que el policía que, según el sumario, se encargó del análisis de esos casetes encontrados en un zulo subterráneo de la casa de Miguel Ángel Negrete (otro de los encausados en este proceso) concluyera tras estudiar su contenido que no tenían interés operativo. A juicio de Antza (49 años), sin embargo, escuchar esas cintas serviría para conocer 'la verdad de la historia'.

Previamente, el supuesto ex dirigente de la organización terrorista insistió en la teoría de que el etarra Jon Anza, muerto en la primavera de 2009 en un hospital de Toulouse (sur francés), adonde había acudido para entrevistarse con otros miembros de la banda, fue víctima de una operación de la Guardia Civil en Francia. 'Creemos que fue la Guardia Civil la que lo detuvo en Francia', indicó, para a continuación relacionar esos hechos con los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL) que operaron en el sur de Francia en los años 80 y concluir que la de esa organización 'no es una época pasada'.

Albisu recriminó al comandante antiterrorista francés Jérôme Broglio que momentos antes recordara que ETA ha causado más de 800 muertos y más de 3.000 heridos con sus acciones y afirmó que hay que poner esos hechos en el contexto de 'una guerra' y 'hablar de los muertos de las dos partes'.

Su compañera María Soledad Iparraguirre, imputada en este proceso como la responsable financiera de ETA cuando fue arrestada junto a Antza, explicó por su parte que el etarra Patxi Segurola, que termina de cumplir mañana su pena en Francia, se ha declarado en huelga de hambre en protesta por su posible entrega a las fuerzas del orden españolas en la frontera

Iparraguirre aseguró que Segurola teme el trato que le puedan dar los agentes españoles, tras desgranar el que suele ser un argumento habitual de los etarras en Francia: que la policía y la Guardia Civil los someten a 'torturas' cuando están en sus manos y que es así como obtienen confesiones.

DISPLAY CONNECTORS, SL.