Público
Público

El arzobispo de Oviedo critica "la demagogia feminista"

En el Día de Asturias, el arzobispo de Oviedo denuncia la persecución que vive la familia por "quienes la temen y no protegen la vida, ni la quieren"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por segunda vez en lo que va de semana, el arzobispo de Oviedo, monseñor Jesús Sanz Montes, vuelve a ocupar un lugar destacado en los titulares. Si hace dos días rebatía las tesis de Stephen Hawking sobre la creación del Universo al afirmar que Dios fue el que lo creó, este miércoles ha invitados en la Basílica de Covadonga a luchar contra todo lo que 'destruye y ensombrece' a la familia, que 'no es una institución rancia, sino el cauce de la vida de los hombres'.

En la tradicional misa que se celebra en honor de Nuestra Señora de Covadonga coincidiendo con el Día de Asturias, el titular de la diócesis ha descrito la familia como una 'institución humana fundamental' que vive 'la persecución de quienes la temen y no protegen la vida, ni la quieren'.

Acompañado por el arzobispo emérito, monseñor Gabino Díaz Merchán, y el obispo auxiliar, monseñor Raúl Berzosa, ha criticado a quienes 'no dejan nacer', así como a quienes 'abaratan y banalizan el amor' con rupturas 'fáciles' y aventuras.

En su homilía, ha lamentado la falta de ayuda a la mujer por 'la prepotencia machista o la demagogia feminista' y ha agradecido a quienes, por el contrario, contribuyen con su esfuerzo a mejorar la situación de éstas, así como de las familias y de la vida 'en todos sus tramos'. En su intervención, ha recordado además a las víctimas de barbaries como las guerras, el terrorismo, el paro, la soledad o la enfermedad.

Monseñor Sanz Montes ha confesado que ha vivido su primera Novena a la Santina 'con emoción' y ha destacado la hermosura del Real Sitio de Covadonga, 'una tierra con larga historia, un presente apasionante y un futuro que esperamos todavía mejor'.

Por último, ha agradecido al Ministerio de Cultura, al Gobierno del Principado, al Arzobispado y al resto de instituciones asturianas su contribución para mejorar el Santuario, que 'no debe convertirse en un convento de clausura, pero tampoco en un parque temático'.

'Covadonga, como nuestros mejores caldos, las fabes y la sidrina tiene una denominación de origen, que es la cristiana', ha concluido.

A la misa, cantada por la Escolanía del Real Sitio y presidida por la Cruz de los Jóvenes, han asistido numerosas autoridades de la región encabezadas por el presidente del Principado, Vicente Alvarez Areces; el delegado del Gobierno, Antonio Trevín; la presidenta de la Junta General del Principado, María Jesús Alvarez, y el alcalde de Cangas de Onís.

Tras la Eucaristía, un grupo de fieles de las parroquias del concejo han realizado la ofrenda floral del 'ramu', de casi dos metros, a la Virgen, antes de acompañarla en procesión hasta la Cueva. La celebración, que ha gozado de un día soleado, ha concluido con una comida en el hotel Pelayo.