Público
Público

Bono: "Es un delito impedir el acceso de los diputados a las instituciones"

Así, justifica que la Policía haga uso de la fuerza contra los indignados de la entrada al Parlament de Catalunya.   

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Congreso, José Bono, ha justificado que la Policía haga uso de la fuerza para garantizar el acceso de los diputados al Parlament de Catalunya porque, según ha recordado, impedir a los parlamentarios el acceso a las sedes de las instituciones es un delito.

'La Policía tiene que ejercer la fuerza, que para eso es la fuerza pública legítima, para respetar los derechos de todos', ha comentado Bono en los pasillos del Congreso cuando se le ha preguntado si le preocupa la deriva que está tomando el movimiento 15-M, cuyos seguidores están intentando boicotear el debate sobre la revisión de Presupuestos en el Parlamento catalán.

'La Policía tiene que ejercer la fuerza, que para eso es la fuerza pública legítima'El presidente ha confesado que además de preocuparle, le 'indigna' que, 'invocando emociones, ideologías o renovación se falte al respeto a las personas'. En este punto, aunque no está estrictamente vinculada con el 15-M, Bono ha citado la concentración que tuvo lugar el pasado lunes por la noche ante el domicilio del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, en protesta por sus restricciones a la fiesta del 'Orgullo gay' en el barrio madrileño de Chueca.

También ha censurado que 'se impida la entrada de diputados del Parlamento de Cataluña a la sede o que se intente llegar a hasta las puertas del Congreso de los Diputados cuando éste está reunido'.

'Entre otras cosas, eso es un delito', ha sentenciado Bono, antes de que subrayar que 'sea políticamente correcto o no, se interprete bien o mal, el único imperio que hay en un Estado de Derecho es la ley y los indignados tienen que cumplirla'.

En la misma línea, ha querido dejar claro que 'los derechos de España no están en manos ni de los indignados ni de nadie', sino únicamente en 'manos de la ley'. 'Eso es una democracia y lo demás es poner en cuestión la propia democracia', ha advertido Bono, tras lamentar la evolución del movimiento que nació hace justo un mes.

Y es que, a su juicio, las primeras asambleas celebradas en la Puerta del Sol protagonizadas por 'gente bondadosa' no tienen 'nada que ver con las gentes que increpan, insultan o impiden que los diputados entren a una sesión parlamentaria y comenten un delito'.