Publicado: 13.05.2015 18:12 |Actualizado: 13.05.2015 18:17

Una borrasca suavizará, por poco tiempo, el calor veraniego de estos días

Las temperaturas tocarán este miércoles techo con valores superiores a los 40 grados, una situación que se irá normalizando y con un descenso hasta 10 grados en el noroeste

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
.

Este miércoles las temperaturas tocarán techo con valores superiores a los 40 grados. /EFE

Las temperaturas tocarán hoy techo con valores superiores a los 40 grados en algunas zonas, pero la entrada de una borrasca por Galicia provocará a partir de mañana una normalización de los termómetros en toda la Península, con un descenso de hasta 10 grados en el noroeste peninsular.



"Hoy el anticiclón comenzará a desplazarse hacia el este y para el jueves y viernes habrá un descenso generalizado de las temperaturas máximas y mínimas, excepto en la costa del Mediterráneo y en Baleares, donde se mantendrán unos valores estables", ha explicado a Efe Ana Casals, de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Las previsiones advierten de que este miércoles será el día más caluroso de la semana con los termómetros en ascenso en la zona centro, el Mediterráneo, la costa atlántica andaluza, el Valle del Guadalquivir y también los Pirineos.

En Sevilla y Córdoba se esperan máximas de 41 grados, pero los termómetros subirán también en otras capitales y alcanzarán 39 grados en Ciudad Real, 39 también en Toledo, 38 grados en Cáceres y Badajoz y 37 en Albacete.

En Madrid están previstas máximas de hasta 37 grados, al igual que en Murcia y Zaragoza; en Valladolid y en Jaén se alcanzarán los 36 grados, en Zamora 35 y en Logroño 34 grados.

Además, las temperaturas nocturnas registrarán valores próximos a los veinte grados, como en el caso de Cádiz (21), Madrid (20), Zaragoza (20) o Alicante (19), entre otras.

Se trata de unas temperaturas "muy cálidas que son más propias del mes de julio", ha señalado Casals, quien ha recordado que esta situación de valores "anormalmente" altos acompañados de un período con ausencia de precipitaciones había sido prevista y anunciada por la Agencia de Meteorología.

El descenso de las temperaturas llegará mañana jueves, excepto en la costa del Mediterráneo y en Baleares, donde soportarán la jornada más calurosa.

En el resto, los termómetros bajarán sobre todo en el noroeste peninsular, donde se registrarán bajadas de entre 6, 10 y en zonas localizadas hasta de 12 grados.

De hecho, las máximas serán más suaves en La Coruña con 13 grados, Lugo (12), Oviedo (12) o San Sebastián (17); además, las mínimas no superarán los 10 grados en muchas ciudades del noroeste, como en Burgos (8º), León (6º) u Orense (6º).

Mientras tanto, en la meseta central las máximas nocturnas se mantendrán cálidas, con 19 grados en Madrid, 18 grados en Cuenca o Jaén y 17 grados en Guadalajara; al igual que en el litoral mediterráneo, donde los termómetros llegarán a valores de 21 grados en Alicante y 18 en Murcia o Barcelona.

Según ha explicado Casals, a pesar de ser un descenso acusado, como las temperaturas están en valores "muy elevados", sólo será perceptible en Galicia, en la cornisa cantábrica y en el norte de Castilla y León.

El viernes las temperaturas continúan con un descenso notable en la mitad oriental peninsular y Baleares, que podría ser extraordinario en la zona noreste y el litoral oriental.

En el resto de la Península los termómetros también descenderán, aunque de forma moderada; en el extremo oeste y Canarias los valores se mantendrán estables.

No obstante, para el sábado Aemet prevé que los termómetros vuelvan a subir en casi toda España salvo en la zona sureste, donde descenderán sobre todo en el litoral.

El domingo las temperaturas continuarán en ascenso, excepto en la costa del Mediterráneo y el lunes habrá un ascenso muy notable en la mitad norte peninsular.