Público
Público

Bruselas admite su culpa en el deficiente trato a los sin papeles en Grecia

Frontex asegura que traslada a inmigrantes en situación irregular a centros de internamiento en los que "las condiciones" son, en ocasiones, "inaceptables"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Comisión Europea reconoció ayer su colaboración en el abuso de los derechos de inmigrantes retenidos en Grecia. El portavoz comunitario de Interior, Michele Cercone, aseguró que la misión de control de fronteras europea, Frontex, traslada a inmigrantes en situación irregular a centros de internamiento en Grecia en los que 'las condiciones' son, en ocasiones, 'inaceptables'.

'Estamos muy frustrados por la lentitud en la mejora de las condiciones', aseguró Cercone, que tienen que ver con el aforo de los centros, su limpieza, los cuidados a los menores o enfermos o el trato dado por los agentes helenos.

La Comisión reaccionó así a un informe de HumanRights Watch publicado ayer, que denunció a Frontex por dar un trato 'degradante e inhumano' a los inmigrantes capturados en la frontera de Grecia con Turquía.

Bruselas rechaza que la agencia europea, que participa en una misión conjunta con el Gobierno griego, tenga cualquier responsabilidad directa, asegurando que las órdenes las da Atenas. Sin embargo, el Ejecutivo comunitario sí reconoce la situación 'frustrante' de algunos centros griegos a los que Frontex ha enviado desde el año pasado a cientos de inmigrantes sin importar las condiciones.

'Frontex se ha aliado en exponer a los migrantes a un trato que sabe está totalmente prohibido por el derecho en materia de derechos humanos', señaló Bill Frelick, director del Programa de Refugiados de Human Rights Watch. Según Cercone, que aseguró que la Comisión reprendió el año pasado a Atenas, 'el destino de estos inmigrantes lo eligen las autoridades griegas', por lo que Frontex no es responsable.