Público
Público

Cae la cúpula de los Latin King cuando reclutaba a 27 menores

La policía detiene a 54 pandilleros, incluido su máximo líder, el Inca Supremo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Desde el principio de los tiempos, este manifiesto está escrito para que todos nuestros hermanos y hermanas conozcan nuestro origen y cómo plantamos bandera en tierra lejana'. Con estas palabras comienza una de las oraciones que los aspirantes a latin king deben pronunciar para integrarse en la violenta banda. El pasado domingo, 27 menores estuvieron a punto de dar ese paso en un bar del madrileño barrio de La Elipa.

Se lo impidió la policía con una redada en la que detuvo a 43 destacados miembros de la banda todos varones, de entre 18 y 30 años de edad y con antecedentes penales que iban a participar en el encuentro. Una reunión que debía servir, también, para reorganizar en Madrid al grupo, cuya actividad se ha reducido considerablemente tras recibir varios golpes policiales.

El nuevo cabecilla salió de prisión en octubre con la orden de reactivar el grupo

Entre los detenidos se encuentra el Inca Supremo, máximo jefe de la Sagrada Tribu América Spain (STAS), nombre de la rama española de la banda. Este individuo salió de prisión en octubre de 2009 con el mandato de dinamizar el grupo. Fue el fundador en España de la banda, el ecuatoriano Eric J. Velastegui, preso desde 2003, quien presuntamente le impartió esta orden.

Junto al Inca, fueron detenidos también su perla o lugarteniente, un joven de 30 años apodado King Nassy, además de varios responsables del reino de Madrid, de seis capítulos (zonas en las que dividen el territorio), y warlord o jefes de guerra, el tercer escalón de su estructura.

La banda celebró una reunión el 6 de enero en un parque de Madrid

Los 43 detenidos que se sumaban a otros 11 arrestados días atrás dentro de la misma operación habían acudido al bar alquilado para celebrar el décimo aniversario de la organización en Madrid. Allí fueron citados los 27 menores. El encuentro transcurrió entre fuertes medidas de seguridad. Por ejemplo, entraron al recinto con sus teléfonos móviles desactivados en una mochila para evitar un soplo.

Cuando la policía entró en el local y en una vivienda del grupo, no halló ninguna arma, aunque sí intervino numerosa documentación contenida en pendrives. También se incautó de abundante simbología, como banderas, anillos y, sobre todo, collares de 360 cuentas doradas y negras, que los latin king utilizan como galones para recalcar su posición dentro de la banda.

Con la redada culminaba una operación iniciada el pasado mes de diciembre. Entonces, la Brigada Provincial de Información de Madrid supo que importantes miembros de esta banda, algunos de ellos vinculados a diversos hechos delictivos, iban a celebrar un encuentro en la capital. Dicha reunión se celebró finalmente el 6 de enero (día de los Reyes Latinos para la organización) en el parque Antonio Pirala, en el barrio de Ciudad Lineal. Aquel día, los agentes identificaron a 87 latin king, además de detener poco después a otros ocho acusados por un robo con violencia.

Días más tarde, otros dos miembros eran arrestados, en esta ocasión por un delito de lesiones y daños, aunque el gran golpe a la cúpula aún estaba por llegar. Este se produjo el pasado 14 de febrero, en la reunión que debía servir para reorganizar el grupo y reclutar a los 27 menores.