Público
Público

Cae una red de explotación sexual que promocionaba a las víctimas

La mafia estaba dirigida por mujeres que antes habían sido prostitutas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Disponibles las 24 horas para mantener relaciones sexuales con los clientes, hacinadas en pisos en condiciones penosas y compartiendo sofá como única cama. Así trataba una red de mafiosos desmantelada por la policía, a las mujeres procedentes de Europa del Este a las que explotaban sexualmente. Las chicas tenían que permanecer, al menos, 21 días en los burdeles asignados. En ocasiones, hasta tres víctimas dormían juntas en un mismo sofá. Y eran sancionadas económicamente si se saltaban las normas.

En la operación policial, que ha impedido la apertura de dos nuevos prostíbulos en Madrid y en Barcelona, han sido detenidas un total de 11 personas (9 en Catalunya). Entre ellas se encontraba la jefa de la banda, una mujer de nacionalidad ucraniana que actuaba bajo distintos alias para proteger su verdadera identidad. Además, los agentes rescataron a diez prostitutas.

Una ucraniana,con varios alias, lideraba la organización

La principal novedad de esta red, según fuentes del Cuerpo Nacional de Policía (CNP), es el hecho de que se ofrecía a las propias explotadas acabar ejerciendo de explotadoras. 'Nunca habíamos visto un caso así, en que a las más activas se les daba la posibilidad de abrir franquicias', admitían fuentes de la investigación.

La mayoría de arrestadas son mujeres. 'Ellas controlaban la organización', explicó la policía. De hecho, los hombres detenidos desempeñaban tan sólo funciones de seguridad. La investigación se inició en junio de 2009, cuando la policía rusa se percató de la existencia de una organización transnacional dedicada al tráfico de mujeres para explotarlas sexualmente en España, en concreto, en Tenerife.

Las primeras pesquisas realizadas por los agentes españoles determinaron que el grupo no sólo actuaba en esta isla, sino que extendía su actividad delictiva a Barcelona y Tarragona.