Diario Público
Diario Público

Una carga policial durante un desahucio en Salt deja cinco heridos

Uno de ellos, Ramón, se encuentra ingresado en el hospital con la tibia rota. La PAH presentará una demanda judicial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cinco personas heridas, una de ellas con la tibia rota, es el saldo de una carga policial contra más de un centenar de personas, que acudieron ayer a impedir el desahucio de una familia con dos niños menores de dos años en el municipio de Salt, en Girona.

La organización convocante, como suele ser habitual, fue la Plataforma de Afectados por la Hipoteca y el método para parar el desahucio, el de siempre: resistir pacíficamente y tratar de negociar con la comisión judicial. Sin embargo, los acontecimientos no se desarrollaron como de costumbre. "La comisión judicial se empeñó en realizar el desahucio, a pesar de que la familia no tenía ninguna propuesta de realojo, y solicitó la intervención de los mossos", explicó la PAH en su web.

Hoy, la PAH de Girona ha publicado un comunicado en el que condena la "desproporcionada actuación" de los mossos y pide a la Generalitat que se posicione también en contra de estos hechos.

Ramón asegura que "no está asustado" y que lo que ha ocurrido "le hará más fuerte"

El resultado de la carga ordenada por la comisión judicial fue, según denuncian, "desmesurada, no proporcional e injusta". En la misma, uno de los presentes, Ramón, acabó con la tibia rota "como consecuencia de haber sido pisada expresamente por la bota de un mozo", quien se encuentra ingresada. Además, otras cuatro presentaron "lesiones diversas y hematomas en diferentes partes del cuerpo causados por golpes de porra". La PAH ha informado en su cuenta de Facebook de que Ramón asegura que "no está asustado" y que lo que ha ocurrido hoy "le hará más fuerte".

"Teníamos que hacer lo posible de forma pacífica para detener este desahucio"

Ante estos hechos, la PAH de Girona anuncia que ha recogido los informes de lesiones y harán una demanda judicial para depurar responsabilidades. "Entendemos como un imperativo moral hacer lo posible de forma pacífica para detener el desahucio de una familia con dos niños", reivindican, y dejan claro que sus acciones son "pacíficas" y que en ningún caso "se ha ejercido la más mínima violencia contra personas, bienes o autoridades". "Entendemos que nuestro deber como ciudadanos es luchar contra las injusticias, tanto si son amparadas por la ley como si no lo son", aseguran.

Además, desde la plataforma exigen al presidente de la Generalitat, Artur Mas, decrete la "emergencia habitacional" en Catalunya para que impida "a partir de hoy mismo que se lleven a cabo más desahucios por motivos económicos".

El año pasado, el número de desahucios superó la cifra de los 58.000, lo que equivale a una media de más de 150 cada día, una situación dramática que, según prevén en la PAH, seguirá aumentando. La plataforma ha avisado varias veces de que el Gobierno no tiene intención de acabar con este problema y las últimas medidas tomadas no suponen ninguna mejora perceptible.