Público
Público

"Cariño, me han secuestrado"

La Guardia Civil detiene a un hombre por simular su rapto par justificar ante su esposa los gastos de una juerga

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Agentes de la Guardia Civil, destinados en el Puesto de Manzanares el Real, han culminado una importante intervención con la detención de la supuesta víctima de un secuestro que resultó ser falso, ha informado la Comandancia de la Guardia Civil en Madrid.

Los investigadores trabajan con la hipótesis de que el móvil del detenido fue un intento de justificarse ante su esposa por la elevada cantidad de dinero que había gastado durante una noche en una discoteca.

Los agentes no sólo han descartado la existencia de un grave delito que había causado una gran alarma social en la localidad, sino que ha desenmascarado a su autor, que pretendía hacerse pasar por víctima de un delito que nunca se cometió.

El ahora detenido denunció en el Puesto de Manzanares el Real haber sufrido dos delitos a la salida de una discoteca del pueblo.

Según su versión, a las cinco de la mañana, mientras salía del aparcamiento de la discoteca con su vehículo, cuatro jóvenes desconcidos, tras intimidarle con un arma blanca, le obligan a parar, le sacan de su interior y le golpean, con el fin de sustraerle 300 euros que portaba en su cartera.

Además, los agresores se subieron en su coche, obligándole a desplazarse hasta Morarzarzal, donde, siempre según la versión de la supuesta víctima, le obligaron a sacar más dinero de un cajero automático, para liberarlo a las 21 horas.

La gravedad de los delitos supuestamente cometidos, como son el de robo con violencia o intimidación y la detención ilegal, movilizó a la plantilla del Puesto de Manzanares el Real, que en los cinco días que han durado las pesquisas han conseguido reconstruir los pasos seguidos por el denunciante en el día de su supuesto secuestro.

Los Agentes de la Guardia Civil han conseguido probar que la supuesta víctima estuvo toda la noche en la discoteca de Manzanares, con unas personas que había conocido en aquel momento. También han comprobado que salió del local a la hora a la que él afirmaba, pero que se marchó del lugar sin ningún tipo de incidencia.

Por este motivo, se acordó la detención del denunciante, J.B.S., vecino de la localidad, de 38 años de edad, acusado de un delito de denuncia falsa.