Público
Público

Cayo Lara culmina un año después la remodelación de la ejecutiva de IU

El líder federal introduce pequeños cambios en la cúpula // Aúpa al coordinador madrileño, Gregorio Gordo, a la portavocía // El líder del PCE se hará cargo de la iniciativa política // IU cre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Después de un año de runrún, de idas y venidas, 'la vida sigue igual'. Era el resumen que ayer sábado hacía, entre bromas, un dirigente de Izquierda Unida. Y no en balde. Porque fue hace 13 meses cuando Cayo Lara amonestó a los suyos y dijo que veía 'deficiencias' en la dirección que exigían una remodelación. Ayer se sancionó ese retoque y se evidenció que los cambios no eran radicales, aunque sí modificaban el juego de pesos y contrapesos internos. 

IU abrió ayer su Presidencia Ejecutiva Federal –el órgano intermedio, integrado teóricamente por 60 dirigentes y a medio camino entre la Comisión Ejecutiva y el Consejo Político– sin acuerdo entre las distintas familias: la mayoritaria, el PCE; IU Abierta, el sector próximo a Gaspar Llamazares; la extinta Nacional II –el grupo de Madrid, Aragón y Catalunya que en la IX Asamblea (2008) se alzó como bisagra entre los dos grandes, pero que se disolvió inmediatamente después–, los jornaleros del Colectivo de Unidad de Trabajadores (CUT) y la llamada quinta lista, los descontentos de todas las facciones. 

La nueva CEF, cuya organización se simplifica, logra el aplauso del 87,5%

Tras una mañana de trajín, de negociaciones a varias bandas, se llegó al consenso. La nueva Comisión Ejecutiva Federal (CEF), formada por 22 miembros más el coordinador –como la anterior–, fue aprobada por un amplísimo consenso: 28 votos a favor (87,5%), ninguno en contra y cuatro abstenciones que se explicaban por la baja presencia de mujeres en el órgano cotidiano de dirección de IU. 

Los cambios caminan en varias direcciones. En primer término, Lara quería simplificar la estructura organizativa. Hasta ahora, había tres escalones de mando en la CEF: el líder, los coordinadores de área y, por debajo de estos, los secretarios ejecutivos. Con el rediseño, todos los miembros de la cúpula se encuentran en pie de igualdad, excepción hecha del coordinador. Es decir, que tras Lara habrá 22 secretarías. Nada más. Sin más jerarquías. Para la mayoría, la variación significa 'horizontalizar' IU; para IU Abierta, quebrar un acuerdo de la IX Asamblea. 

El siguiente roto que tenía que resolver Lara era la sustitución de Ángel Pérez, el secretario de Comunicación Externa y Electoral y alma histórica de la influyente federación madrileña. Éste había sido el valedor de su triunfo en el Consejo Político que le eligió coordinador, el 14 de diciembre de 2008. De hecho, fue Madrid la que decantó la balanza hacia Lara. Pero Pérez se desengañó enseguida. En abril de 2009, en plena precampaña de las europeas, dejó de aparecer por la sede federal. No acudió a más reuniones de la cúpula. Se esfumó. IU se quedó sin portavoz. 

Gordo sustituye al madrileño Ángel Pérez, ausente de la cúpula desde 2008

Madrid propuso relevar a Pérez por su coordinador regional, Gregorio Gordo, también candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid en 2011. El movimiento era visto con recelo por IU Abierta y, sobre todo, por el círculo de la gasparista Inés Sabanés, la gran perdedora frente a Gordo cuando en octubre de 2009 IU-Madrid puso en marcha el proceso de elección de los cabezas de lista y le arrebató la portavocía del grupo parlamentario en la Asamblea autonómica. Aquella herida aún sangra entre los gasparistas, convencidos de que Sabanés, una dirigente muy conocida por los madrileños, era mejor candidata. Sin embargo, otros sectores de la cúpula seguían sin ver procedente el nombramiento de Gordo, máxime cuando dentro de nada él mismo entrará en su propia campaña. 'Veremos a ver qué tal sale el experimento', resoplaba ayer un peso pesado de la nueva dirección. 'Es un cambio de Madrid por Madrid –explicaba otra responsable–. La federación siempre ha tenido su silla en la cúpula, y lo lógico es que sea el coordinador'. Sabanés no acudió ayer a la reunión, en parte por enfermedad y en parte por la decepción.

Gordo, sin embargo, no asume en su integridad la cartera que tenía Pérez. Cede las competencias electorales al catalán Ramón Luque (Nacional II) hasta ahora secretario de Grupos Parlamentarios. Luque ya había desempeñado esa función con Llamazares como coordinador general, pero ahora la ejercerá 'con mando en plaza'. Es decir, que tendrá todos los poderes sobre programa, campaña y la siempre conflictiva confección de candidaturas ahora que se acerca un intensímo período electoral. Primero, autonómicas y municipales (mayo de 2011). Luego, generales (previstas para marzo de 2012). 

Muñoz se queda con la cartera de más peso político en detrimento de Nuet

En los últimos días, la disputa entre IU Abierta y el equipo cercano de Lara se centró en dos nombres: el senador por Catalunya Joan Josep Nuet (coordinador saliente del Área Interna) y el líder del PCE, José Luis Centella (hasta ahora, secretario de Política Autonómica). El coordinador había previsto entregar al primero la poderosa Secretaría de Política Institucional, encargada de gestionar las relaciones con otros partidos y de armonizar la estrategia de IU en las instituciones. Pero esa cartera hasta ahora era propiedad de los gasparistas. Primero la ejerció Rosa Aguilar y, tras su marcha a la Junta de Andalucía, Montse Muñoz. IU Abierta entendía que perder esa función era casus belli, pues rompía el equilibrio pactado en la IX Asamblea. Tras la negociación, Nuet cayó. Los gasparistas retendrán la secretaría en manos de Muñoz, que suma además Política Autonómica. 

IU Abierta se oponía a que José Luis Centella llevase la interlocución con partidos y sindicatos

Centella estaba llamado a coordinar las relaciones políticas y sindicales, como una vía para 'implicar de lleno al PCE en la vida de IU' y evitar los resquemores del pasado, como relataban los colaboradores de Lara. IU Abierta se opuso. El líder del PCE no podía conducir también el diálogo con otras fuerzas y con las centrales sindicales, pues daría la imagen de que IU queda 'tutelada por el partido', según la explicación de un dirigente. Centella al final se encargará de Acción Política. Es decir, del lanzamiento de iniciativas y propuestas. 

Además de Gordo, se incorporan dos caras nuevas: Encarna Páez, alcaldesa de Villanueva de Tapia y miembro de la Comisión de Gobierno de la Diputación de Málaga, y Jesús Iglesias, coordinador de IU en Asturias. Los dos son gasparistas y reemplazan en sus carteras, respectivamente, al balear Eberhard Grosske (Política Municipal) y al asturiano Pablo Prieto (Política Territorial y Sostenibilidad), que por sus cargos en el Ayuntamiento de Palma y en el Gobierno del Principado tenían dificultades para acudir a las reuniones de la CEF. 

'Se gana en eficacia y eficiencia' y se respeta el 'equilibrio orgánico', señala el jefe del aparato

'Se mantiene el equilibrio político y orgánico que quería Cayo, se gana en eficiencia y eficacia y se arranca el camino que nos tiene que llevar a 2011 y 2012', aseguraba a Público Miguel Reneses, secretario de Organización.  Completaba los argumentos Gregorio Gordo, el nuevo portavoz: 'Ponemos la organización a trabajar al 100% de cara a las elecciones y también para seguir ofreciendo propuestas a los problemas de la gente que sufre la crisis. Lo positivo es el resultado, aunque es cierto que habría sido mejor haber introducido los cambios antes'. 

'Tanto ruido y al final las cosas se quedan más o menos como estaban', reflexionaba un gasparista. Otro miembro de su misma familia contaba, satisfecho, cómo IU Abierta ha conseguido consolidar su presencia, y aun aumentarla, al ganar Política Autonómica y al colocar a Páez, un contrapeso andaluz a Centella.

Arribar a un pacto llevó horas y horas de conversaciones. Y tensiones. En la noche del viernes, había amenaza de plante. Y es que la negociación contenía un hándicap desde el principio: para garantizar la paz había que respetar la correlación de fuerzas de la IX Asamblea y los equilibrios internos, aunque desde entonces haya habido salidas, corrimientos, deserciones o, directamente, desintegración de una familia (caso de la Nacional II). También había que preservar los números: 22 sillas más el coordinador (10 carteras para el PCE, seis para IU Abierta, cinco para la N-II, una para el CUT y otra para la quinta lista). 

'He tomado nota, he captado el mensaje', afirma dolida
Inés Sabanés

'Ésta era la primera vez en que nos medíamos desde 2008, desde la IX Asamblea –razonaba una dirigente del PCE–. Se ha visto cómo aún no hemos aprendido a relacionarnos con IU Abierta, y ellos con nosotros. También veníamos de una dinámica de confrontación, de bronca, de muchos años que es difícil corregir de la noche a la mañana. Y ellos [los gasparistas] sostienen un discurso que puede ser válido: no dar más peso al PCE por las reticencias anticomunistas que tiene gente que no es del partido'. Otro responsable rebajaba a un nivel más mundano las disputas: 'Esto no deja de ser un mercado, donde cada uno tiene que hacerse valer y donde no cede una competencia a cambio de nada, gratis'. 'Hay más teatro que otra cosa, todo estaba más que vendido hace tiempo', apuntaba una mujer relevante dentro del estado mayor de IU. 

De cualquier modo, la remodelación señala vencedores y perdedores claros. Entre los que ganan peso, Goyo Gordo (y la federación madrileña), Ramón Luque, José Luis Centella y Montse Muñoz. Pierden Joan Josep Nuet y la líder de IU Abierta, Inés Sabanés, que no recibe una cartera de más peso político (sigue al cargo de la Fundación Europa de los Ciudadanos) y tendrá que verse las caras en la cúpula federal con su antiguo rival en Madrid.  'He captado el mensaje. He tomado nota', confesaba ayer Sabanés a Público.

-Consulta la anterior composición de la ejecutiva federal de IU (14 de diciembre de 2008)


10 responsables mantienen silla

La primera remodelación de la ejecutiva de IU desde la elección de Cayo Lara en 2008 ha comportado que 10 dirigentes mantengan su secretaría intacta. Por parte de la desaparecida N-II, Miguel Reneses (Organización) y Adolfo Barrena (Medio Ambiente, Energía, Transporte y Agua). Del lado de IU Abierta, Antonio Cortés (Administración y Finanzas) e Inés Sabanés (Fundación y Estudios). En el sector del PCE, se quedan Enrique Santiago (Refundación y Movimientos Sociales), José Antonio García Rubio (Economía y Trabajo), Amanda Meyer (Comunicación Interna), Lola Sánchez (Coordinación de Áreas de Elaboración Colectiva), Fran Pérez (Solidaridad y Derechos Humanos). Diosdado Toledano, de la quinta lista, preserva su Secretaría de Cooperación y Altermundismo. 

9 dirigentes de la ejecutiva cambian de cartera

Un total de nueve miembros de la CEF saliente mantienen su puesto en la nueva dirección. Pero unos cambian la coordinación de área por una secretaría y otros asumen otras competencias. 

-Cupo del PCE // La Coordinación del Área de Política Internacional se convierte en la nueva Secretaría de Política Internacional, que integra Política Europea. Sigue en manos de la misma persona, el eurodiputado Willy Meyer. El Área de Elaboración y Propuesta Programática se transforma en la Secretaría de Programas, a cargo de Marga Ferré. El líder del PCE, José Luis Centella, cambia la extinta Secretaría de Política Autonómica por Acción Política. Y la coordinadora de IU-Galicia, Yolanda Díaz, deja la Secretaría de Política Social, que desaparece, por Derechos Civiles y Libertades Democráticas. 

-IU Abierta // El vasco Serafín Llamas, que hasta ahora disponía de la Secretaría de Política Europea (heredada de Isabel López Aulestia), ejercerá ahora las competencias en Vivienda, dado que era un estrecho colaborador de Javier Madrazo cuando éste era consejero de Vivienda del Gobierno vasco por Ezker Batua. Montse Muñoz, ex diputada y ex alcaldesa de San Fernando de Henares (Madrid), mantiene la Política Institucional (antes, como coordinadora del área; ahora, como secretaria). 

-'Nacional II' // Los dos miembros catalanes de la ejecutiva mudan de funciones. Ramón Luque, hombre muy cercano a Cayo Lara, pilotará la Secretaría de Política Electoral (desgajada de la cartera que tenía antes Ángel Pérez), con todas las competencias a su espalda de cara a los siguientes comicios. Su negociado, la coordinación de Grupos y Políticas Parlamentarias pasan al senador Joan Josep Nuet, hasta ahora coordinador del Área Interna, uno de los dirigentes que más peso pierde con esta remodelación. 

-CUT // El líder del partido jornalero CUT, Juan Manuel Sánchez Gordillo –que apenas aparece por la ejecutiva–, cambia la Secretaría de Vivienda por la de Soberanía Alimentaria, de nueva creación. 

3 nuevas incorporaciones

La CEF aprobada ayer suma tres rostros nuevos. Por parte de la Nacional II, se añade Gregorio Gordo, el coordinador de IU por Madrid. Llevará la Comunicación Externa. De lado de los gasparistas, entran Encarna Páez, alcaldesa de Villanueva de Tapia (Málaga), para Política Municipal, y Jesús Iglesias, el líder de la federación asturiana, para Política Territorial y Sostenibilidad. 

Dos invitados permanentes

Desde la IX Asamblea, se decidió que quedarían invitados de forma permanente en la CEF, que no secretarios ejecutivos, Gaspar Llamazares, ex coordinador general de IU y hoy portavoz en el Congreso, y Francesc Matas, de la corriente trotskista Redes. 

Cinco salidas desde 2008

Desde 2008, han salido de la CEF cinco personas. La primera en marcharse fue Rosa Aguilar, coordinadora de Política Institucional. En su lugar entró Montse Muñoz, que sigue. A continuación, Serafín Llamas reemplazó a Isabel López Aulestia en la Secretaría de Política Europea. Y ayer salieron de la cúpula Eberhard Grosske (Política Municipal) y Pablo Prieto (Política Territorial y Sostenibilidad). Los cuatro son de IU Abierta (aunque Aguilar marchó al PSOE). La N-II sustituyó ayer a Ángel Pérez por Gregorio Gordo.  

7 mujeres: el mismo dato

La proporción de mujeres en el conjunto de la CEF sigue siendo baja: sólo siete mujeres de un total de 23 (o sea, un 30,4%), si se descuentan los dos vocales permanentes. La escasa cuota femenina motivó ayer nuevas protestas.