Público
Público

Los cinco consejos del "amigo de José Luis"

El presidente de Cantabria constata que Zapatero está "con ganas"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El 'amigo de José Luis', como se autoproclamó Miguel Ángel Revilla, taxiaterrizó este martes en el Palacio de la Moncloa, como acostumbra a hacer por estas fechas desde hace seis años.

En esta ocasión no sólo traía su tradicional presente de anchoas, sino que también dejó en el despacho del presidente del Gobierno cinco 'recomendaciones', según relató él mismo ejerciendo de portavoz al término de las 2 horas 'y veintitrés' minutos de conversación que cronometró. Eso fueron los consejos del presidente de Cantabria:

Revela que Zapatero no descarta abrir un debate sobre la energía nuclear

Incorporar a la agenda de la Presidencia rotatoria de la Unión Europea que España desempeñará en el primer semestre de 2010 la negociación de 'alguna fórmula que garantice el salario de los ganaderos', que sólo perciben 25 céntimos por litro de leche. Argumentó que la ganadería no sólo es un sector productivo, sino también algo ligado a la cultura y la conservación del ecosistema, que contribuye a evitar la despoblación rural.

Plantea proteger a la ganadería y crear «una industria de la lengua»

Reforzar la apuesta por las energías renovables, pero abrir también, 'con tiempo', un debate social sobre la energía nuclear porque, sin ser partidario de ella, en términos de seguridad 'de nada nos serviría ser el único país de Europa, o casi el único, sin centrales'. Precisó que el presidente no le contestó, pero 'por la expresión de su cara, lo que le decía le interesaba'.

La educación precisa un pacto 'urgente' y reconsiderar que no todos deben ir a la Universidad, porque con las tasas de abandono educativo es un 'dispendio' para las arcas públicas, a las que cada alumno cuesta una media de 8.000 euros anuales. Zapatero le informó de que tiene previsto reunirse con todos los rectores.

Advierte a Mariano Rajoy de que «es un error decir no a todo»

Aprovechar el potencial del idioma castellano para crear 'una industria de la lengua', con Comillas como centro emblemático de referencia. 'Aquí no hay EREs y se calcula que el inglés representa para EEUU el 20% de su PIB', alegó.

Contra la recesión 'no hay otra receta que la obra pública' y el 'endeudamiento', eso sí, 'controlado'. Argumentó que Keynes 'es uno de los pocos economistas que puede salir a la calle', mientras que otros, como Greenspan ahora no se atreven a 'salir de casa'.

'A mí no me ha fallado'

Antes de estas 'consideraciones', el presidente de Cantabria se ocupó de obtener de Zapatero nuevos compromisos para su Comunidad y, así, pudo anunciar que en 2015 estará comunicada por AVE con Madrid y Bilbao. En este, punto rompió una lanza en defensa de Zapatero porque 'a mí no me ha fallado nunca'. Su relato de la entrevista incluyó la apreciación de que encontró al presidente del Gobierno 'bien, con ganas', aunque 'un poco delgado'.