Publicado: 21.10.2015 19:23 |Actualizado: 21.10.2015 19:23

Competencia insta a liberalizar las farmacias en España

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia insta a seguir el caso de Navarra y apuesta por liberalizar las farmacias al creer que la normativa actual merma la competencia en muchos municipios.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Farmacia situada en el barrio madrileño de Chamberí. EFE

Farmacia situada en el barrio madrileño de Chamberí. EFE

MADRID.- La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) instó el miércoles a liberalizar las oficinas de farmacia en España, eliminando restricciones de acceso al mercado, a la dispensación de medicamentos o a la propiedad de las farmacias.

En un mercado fuertemente regulado en el que las farmacias se definen como "establecimientos sanitarios privados de interés público", la CNMC cree que la normativa actual merma la competencia en muchos municipios.



La ley de 1997 delega en las Comunidades Autónomas la competencia de autorizar las aperturas de nuevas farmacias, en la mayoría de los casos limitadas por criterios de módulos de población y distancias mínimas obligatorias entre farmacias y entre éstas y los centros de salud.

La CNMC insta a seguir el caso de Navarra, que en 2000 redujo esta restricción, lo que a juicio de la CNMC "incrementó significativamente la competencia en los municipios con más población, y, al mismo tiempo, tuvo un efecto positivo en la cobertura farmacéutica en municipios de dimensiones reducidas, sin incrementar el gasto farmacéutico en dicha comunidad".

Además, la CNMC, en un informe de 152 páginas, pide acabar con la obligatoriedad de que las oficinas sean propiedad de un colegiado titulado, así como la limitación de tener una sola farmacia en propiedad por cada farmacéutico y los límites a la integración vertical.

Asimismo, Competencia insta a permitir la venta de medicamentos sin prescripción en otros establecimientos y autorizar la venta online de todo tipo de fármacos, aunque los de prescripción tendrían que estar supervisados por un técnico competente.

El Ministerio de Sanidad rechazó la propuesta de la CNMC y defendió el modelo de farmacia español porque garantiza "un alto nivel de protección de la salud, atención profesional y una asistencia al servicio del paciente por encima de cualquier otro interés".

Sanidad dijo que abrir la venta de medicamentos a otros establecimientos distintos de las farmacias supone un riesgo de proliferación de medicamentos falsificados.

"El Ministerio (...) defiende un modelo que permite fácil acceso de los pacientes a su medicación, con independencia del ámbito rural o urbano en el que residan, y una eficiencia de costes que sería difícilmente alcanzable con sistemas como el propuesto por la CNMC, que equipara el medicamento con cualquier otro bien de consumo", dijo Sanidad en un comunicado.

Ni el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos ni la Federación Empresarial de Farmacias de España (FEFE) reaccionaron de forma inmediata al documento de la CNMC, aunque la FEFE publicó en 2013 un informe donde afirmaba que la desregulación del sector ni produciría ahorro de gastos ni mejoraría el servicio, sino que pondría en riesgo la calidad de la prestación farmacéutica y supondría un copago encubierto.