Público
Público

El Congreso acepta a Martí y Narbona para el Consejo de Seguridad Nuclear

La exministra socialista y el actual secretario de Estado de Energía han sido elegidos con los votos de CiU, el PSOE y PP

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Congreso de los Diputados ha dado hoy su plácet, con los votos favorables de CIU, Grupo Socialista y Popular, para que el actual secretario de Estado de Energía, Fernando Martí, y la ex ministra socialista, Cristina Narbona, pasen a integrar el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN). Una vez aceptados los dos candidatos por la Cámara Baja, el Gobierno les nombrará ahora consejeros del CSN mediante Real Decreto.

Por su parte, Izquierda Plural ha votado en contra de Martí y a favor de Narbona, y durante el debate tanto los dos candidatos como todos los grupos han hecho hincapié en la importancia de garantizar la seguridad de las nucleares.

Martí (Cartagena,1955) fue vicepresidente de la Comisión Nacional de Energía, y ha sido propuesto por el Ejecutivo como nuevo consejero y como presidente del máximo órgano de seguridad nuclear, y Cristina Narbona (Madrid, 1951), ecologista y crítica con la energía nuclear, es actualmente diputada socialista y ha sido propuesta como consejera. Ocuparán el puesto de consejeros que dejan vacantes Antonio Colino y Carmen Martínez Ten, porque expiran sus mandatos.

En la actualidad el pleno del CSN está compuesto por cinco miembros: dos a propuesta del PP, Fernando Castelló y Antonio Colino, quien ocupa además la vicepresidencia; dos a propuesta del PSOE, Rosario Velasco y Carmen Martínez-Ten, que ocupa la presidencia; y Antoni Gurguí, a propuesta de CiU.

Martí será nombrado además por el Gobierno presidente y posteriormente el CSN deberá decidir quien ocupa la vicepresidencia, que previsiblemente recaerá en una de las dos consejeras socialistas. Durante la presentación de su candidatura ante la Cámara Baja, ha defendido que las coordenadas del rumbo que debe seguir este órgano 'con ayuda de Dios', es la de velar por una seguridad nuclear, ajena a otro tipo de consideraciones sociales, económicas y políticas.

Por su parte, Narbona ha recordado que ya hay varios países europeos que han cambiado su posición nuclear tras el accidente de Fukushima, pero que, en todo caso, mientras estén funcionando 'lo más importante es garantizar la seguridad'. También ha añadido que el hecho de que ella sea una persona crítica para el puesto no debe ser visto como algo negativo para ocupar este puesto sino todo lo contrarios porque se trata de ser estrictos con las empresas que deben cumplir las exigencias impuestas.

Todos los grupos han valorado los perfiles de ambos candidatos, pero el diputado de Izquierda Plural Chesus Yuste, ha puesto en duda la idoneidad política de Martí y ha explicado que votaba en contra, entre otros, por su trabajo al frente de la Secretaría de Estado de Energía, trabajo que, ha considerado, 'es una mala tarjeta de presentación'.