Público
Público

El Congreso gasta 800.000 euros anuales en dietas de diputados que residen en Madrid

UPyD, que ha hecho el cáclulo, propone una enmienda a los Presupuestos de 2013 para suprimir esta partida. También propone eliminar la traducción simultánea del Senado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Unión, Progreso y Democracia (UPyD) está preparando una enmienda a los Presupuestos Generales de Estado para 2013 en la que propone eliminar la dieta mensual de alojamiento de la que disfrutan los diputados de fuera de Madrid que tengan su residencia en la capital, tal y como reclamó al inicio de la legislatura su diputado Toni Cantó. El objetivo: ahorrar 800.000 euros, según sus cálculos.

Los diputados elegidos por una circunscripción distinta de la de Madrid reciben una asignación mensual de 1.823 euros para afrontar los gastos de alojamiento y manutención en la capital que origina la actividad parlamentaria.

Una cantidad a la que al inicio de la presente legislatura decidió renunciar el diputado de UPyD por Valencia, Toni Cantó, alegando que tiene casa en Madrid, pero al no poder hacerlo formalmente, optó por donar esa cantidad a una ONG. En la misma situación de Cantó se encuentran seis de cada diez diputados de provincias.

Así las cosas, el grupo parlamentario que encabeza Rosa Díez registrará este viernes una enmienda parcial a las cuentas del próximo ejercicio pidiendo suprimir esa dieta de alojamiento y manutención, lo que supondría un ahorro que han calculado en unos 800.000 euros.

Pero, además, UPyD planteará rebajar el número de altos cargos en la misma proporción que la de funcionarios, que se ha visto reducida en torno al 2 por ciento en los Presupuestos de 2013, y suprimir la pensión pública de los expresidentes del Gobierno cuando éstos reciban una retribución privada.

Un asunto éste que esta formación ha venido planteando en diversas ocasiones en el Congreso tras conocerse el fichaje de José María Aznar y Felipe González por dos multinacionales del sector energético con unos sueldos que superan los 80.000 euros anuales que reciben en su condición de expresidentes.

Además, UPyD volverá a registrar al proyecto presupuestario del Ejecutivo del PP una enmienda para suprimir la partida dedicada a los servicios de traducción simultánea del Senado para ahorrar 330.000 euros, y propondrá rebajar en 300.000 euros los casi 438.000 euros que se han presupuestado para la nueva web de la Cámara Alta.

Otra de las diversas mejoras que la formación magenta pretende hacer a las cuentas públicas para el próximo ejercicio persigue un ahorro de 5.000 millones de euros, que se conseguiría con la fusión de ayuntamientos de municipios de reducido tamaño y la supresión de las diputaciones provinciales, un asunto con el que UPyD viene batallando casi desde su fundación.