Público
Público

El Congreso lanza un guiño al 15-M y acuerda impulsar la transparencia

Todos los partidos piden al Gobierno agilizar la ley de información pública y analizar medidas para profundizar en la democracia y la participación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Mientras los indignados preparaban en el exterior del Congreso una vigilia de protesta contra el decreto de negociación colectiva que previsiblemente se aprobará el miércoles, la Cámara acomodaba a su orden del día las primeras propuestas nacidas de la presión del Movimiento 15-M.

La transparencia es la primera bandera de los indignados que ondeará en el hemiciclo. Todos los partidos acordaron por unanimidad instar al Gobierno a que envíe cuanto antes al Congreso el prometido proyecto de ley de información pública, ley de transparencia que permanecía hasta ahora aparcada en las prioridades del Ejecutivo.

ERC fue la artífice del acuerdo. Horas antes amagó con pedir la creación de una subcomisión -un grupo de estudio compuesto por diputados especializados en una materia- para analizar el 15-M. Era su forma de abrir las puertas del Congreso a los indignados, que podrían haber expuesto sus reivindicaciones en el seno de este órgano.

Finalmente, ante la previsible falta de consenso para poner en marcha esta subcomisión, el portavoz republicano, Joan Ridao, arrancó a todos los portavoces el acuerdo de aprobar por unanimidad una propuesta que insta al Gobierno a presentar 'en el actual periodo de sesiones' el proyecto de Ley de Acceso a la Información Pública para toda la ciudadanía. Al mismo tiempo, la iniciativa impulsada por ERC y respaldada por todos los grupos, recoge la 'voluntad' del Congreso de 'aprovechar el trámite de la ley para examinar las medidas que sean necesarias para profundizar en la democracia y la participación política, además de la transparencia y control de las instituciones públicas'.

Es el primer avance del 15-M en el Congreso. La iniciativa contiene también el compromiso de tramitar 'con la máxima celeridad y diligencia' una modificación de la ley de financiación de partidos planteada en abril por ERC en la que se pide que se les prohiba percibir donaciones procedentes de fundaciones o asociaciones que reciban fondos públicos.

'Hace falta este aldabonazo crítico. No hay nada malo en el que el Parlamento escuche y hace falta más política ahora que nunca', defendió en la tribuna Ridao, uno de los pocos portavoces que no convirtió su intervención en una cerrada defensa del trabajo político, argumento en el que se centraron casi con exclusividad el resto de intervinientes.

'Hace falta más política que nunca', advierte el promotor de la iniciativa, ERC

Aún a riesgo de que se pueda tachar de oportunista a la iniciativa -el PNV lo hizo con especial énfasis-, el portavoz de ERC reclamó su necesidad, como ya subrayó horas antes al presentar sus intenciones 'sin complejos' para 'enviar un mensaje a la calle' de que están 'escuchando'. Y 'no hay mejor mensaje que ponerse manos a la obra', concluyó Ridao.

El ponente del Grupo Vasco arrancó la ronda de escepticismo que envolvió a la propuesta, a pesar de contar con el apoyo de todos los partidos. Aitor Esteban se definió como 'un servidor público' y lamentó que entre la clase política se esté aceptando que 'hay cosas de qué avergonzarse'.

También CiU sacó pecho. Jordi Jané defendió el trabajo de los parlamentarios y el valor de la democracia representativa. Los diputados 'trabajan', insistió, para replicar a la 'crítica fácil y sin fundamento'.

'Quienes estamos en este hemiciclo no somos una clase ni una casta', coincidió desde el PP José María Lassalle. Los parlamentarios 'asumen el honor de representar a los ciudadanos y deben ser capaces de transmitirlo ejemplarmente', defendió.

Los indignados vuelven a concentrarse a pocos metros de las Cortes

En una línea similar, Mariví Monteseirín, del PSOE, defendió la tarea política y culpó a los poderes económicos del deterioro de su imagen: 'Los mercados, las finanzas y sus malas prácticas alejadas del control público han trabajado contra nosotros', advirtió. 'Han dirigido su atención contra los políticos, que sí rendimos cuentas, mientras ellos se pasean arrastrando derivados tóxicos que han contaminado el sistema financiero, político, social y económico'.

Mientras el Congreso debatía sobre la transparencia, los indignados difundieron a través de las redes sociales la convocatoria de una acampada frente a la Cámara. Con el lema '¡Trae tienda y saco de dormir y vente en pijama!' invitaban a la ciudadanía a apostarse frente al Parlamento para mostrar su rechazo ante la reforma de la negociación colectiva que se debatirá el miércoles. De hecho, un centenar de indignados han comenzado a acampar en el Paseo del Prado a la altura de la Plaza de Neptuno, informa Elena Herrera.

Las movilizaciones se sucedieron a lo largo del país. Vestidos de negro y portando un ataúd, alrededor de 300 indignados simularon en Zaragoza el 'entierro' de la democracia frente a la sede de las Cortes de Aragón.

En Palma, la Policía impidió a unos 60 indignados dar a los diputados de Balears una flor y un panfleto en el que les invitaban a participar en un taller asambleario. En Santa Cruz de Tenerife, los indignados entregaron los 'Premios Panes de Oro', donde, argumentaron, 'se pude poner todo el chorizo que quieras'. Y, en Mérida, los gritos de '¡No nos representan!' volvieron a escucharse frente a la Asamblea extremeña.

Ley de Transparencia
La propuesta del Congreso insta al Gobierno a presentar ya la ley de transparencia , ahora aparcada.

Participación política
En la tramitación parlamentaria de la ley de transparencia, los grupos pretenden examinar medidas de profundización en la democracia y la participación política.

Financiación de partidos
En el mismo contexto, el Congreso manifiesta también su voluntad de endurecer la ley de financiación de partidos restringiendo la posibilidad de obtener fondos a través de sus fundaciones o asociaciones.