Público
Público

Las Cortes Valencianas condenan el "ataque" y presionan al Gobierno para que proteja al Sáhara

Todos los grupos acuerdan una declaración que reivindica el "derecho de autodeterminación" del pueblo saharaui

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los grupos parlamentarios en las Cortes Valencianas han acordado una declaración institucional en la que condenan el 'brutal ataque' del ejército y la policía marroquí a los campamentos saharauis de El Aaiún.

Reivindican además la necesidad de una 'salida justa' al conflicto, 'pacífica y respetuosa con la legalidad internacional y con el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui', que debe defender con 'absoluta claridad y rotundidad' el Gobierno español.

La Cámara también insta al Ejecutivo de España, a la Unión Europea y a las Naciones Unidas a tomar las 'medidas efectivas' dirigidas a la protección de los derechos humanos en el Sáhara Occidental.

La presidenta de las Cortes, Milagros Martínez, ha sido la encargada de leer la declaración en un acto en el que han acudido como invitados representantes del pueblo saharaui.  Los diputados de Compromís, por su parte, mostraron una bandera saharaui.

Las Cortes denuncian la 'incomprensible complacencia' de la comunidad internacional

La declaración, firmada por los portavoces de todos los grupos, destaca que hace más de 30 años que el pueblo saharaui vive 'desposeído de su tierra y de la capacidad de decidir sobre su futuro' y remarca que la población de los territorios ocupados 'ha vivido y vive una cruel situación de discriminación en su propia tierra'.

Señala que en la madrugada del pasado 8 de noviembre, el ejército y la policía de Marruecos iniciaron un 'brutal ataque' contra el campamento levantado por los saharauis para denunciar sus 'insosenibles condiciones de vida' y contra toda la población, que ha desatado 'episodios de violencia en la ciudad en los que la población saharaui es objeto de ataques por parte de fuerzas del orden y de la población civil'.

Asimismo, los grupos indican que estos acontecimientos coinciden con el inicio de una nueva ronda de negociaciones entre Marruecos y el Frente Polisario, lo que pone de manifiesto la 'nula voluntad del régimen marroquí de llegar a una solución negociada'. También lamentan que la comunidad internacional haya reaccionado con 'incomprensible complacencia ante las violaciones a los derechos de los saharauis'.