Público
Público

Cospedal sostiene que el PP no tiene por qué hacer propuestas

Critica la reforma laboral que impulsa el Gobierno pero no ofrece alternativa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La conferencia que ofreció ayer en Barcelona la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, llevaba por título El camino de vuelta a la prosperidad pero, a tenor de lo que se oyó en el acto, parece que ni ella ni su partido quieren dar a conocer su hoja de ruta para salir de la crisis.

Después de criticar durante buena parte de su discurso la política económica del Ejecutivo del PSOE, especialmente la propuesta de reforma laboral, y de exigir 'cambios globales', un asistente al coloquio posterior la puso entre las cuerdas. Le preguntó cuáles eran las medidas concretas de los conservadores para modificar el mercado de trabajo. La dirigente popular se escudó en que 'no es el PP quien tiene la obligación de presentar una propuesta', sino que es una tarea del Gobierno.

También recordó que los conservadores exigen desde hace dos años una reforma laboral, pero, a pesar de ello, no esbozó ni una sola medida específica y aseguró que 'la reforma completa la planteará el PP cuando llegue el momento de la convalidación' en el Congreso.

Cospedal había empezado su intervención secundando las ideas del economista neoliberal Friedrich Hayek, de quien destacó que, tras alertar de los peligros del intervencionismo, defendió que las reformas tienen que ser 'constantes y continuas'.

Para Cospedal, al Gobierno de Zapatero le ha faltado un plan equilibrado para dotar de confianza a los mercados estatales e internacionales mientras mantenía el 'mantra de la economía sostenible'. Es por ello que las instituciones internacionales se habrían visto obligadas a exigir medidas que se han tomado 'deprisa y de forma improvisada' y que 'han pagado los que menos tienen, los pensionistas'. Según la senadora, actuar de esta forma tiene el peligro de que la Unión Europea 'puede venir pasado mañana a decir que lo aprobado no vale para nada'.

La número dos del PP ignoró que los referentes europeos de su partido han emprendido reformas similares a las del Gobierno español y que incluso se han mostrado poco comprensivos con la posición de Mariano Rajoy. Así, reclamó un plan económico 'global' que combine 'un ajuste, la reforma laboral, la de la justicia, la educativa, la energética...' 'Es falaz decir que un mayor ajuste tiene que venir acompañado de una mayor recesión o de más paro', aseguró, pero sin concretar cómo compatibilizarlo.

María Dolores de Cospedal hizo autocrítica, sin embargo, a la hora de valorar la evolución de su partido en Catalunya a lo largo de los últimos años. Admitió que el PP ha cometido 'muchos errores' en Catalunya, en especial con unos cambios 'tan reiterados' en la dirección de los conservadores catalanes, que 'no han sido buenos', según reconoció.

La actual presidenta del Partido Popular en Catalunya, Alicia Sánchez-Camacho, sustituyó en el cargo en 2008 a Daniel Sirera, quien a su vez relevó a Josep Piqué en 2007.