Público
Público

El 'Cuco' achaca a presiones policiales su primera autoinculpación

El menor, ya condenado por encubrimiento, niega ahora haber colaborado en ocultar el cuerpo de Marta del Castillo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Francisco Javier García Marín, conocido como el Cuco, ha negado este martes que participara en las tareas para hacer desaparecer el cuerpo de Marta del Castillo, unos hechos por los que este joven ya ha sido condenado a tres años de internamiento, ya que la Audiencia Provincial, en una sentencia firme, considera que es autor de un delito de encubrimiento.

Durante su declaración como testigo ante el tribunal, el Cuco ha negado que esa noche cogiera el coche de su madre y se dirigiera con el también acusado Samuel Benítez a la vivienda de León XIII donde se produjo el crimen; que él se quedara en el coche mientras Samuel entraba en el domicilio; que Samuel saliera 'diciendo que había dentro un marrón muy grande'; que entrara y viera a Miguel 'envolviendo' algo parecido a un cuerpo, así como también ha negado que el hermano del asesino confeso lo amenazara para que no contara nada.

Asimismo, y preguntado por su declaración del 18 de febrero de 2009 ante el Juzgado de Instrucción número 4 en la que se autoinculpaba en la desaparición del cuerpo de la joven, ha dicho que dijo eso por 'presiones' policiales y por 'miedo' a que 'le hicieran algo a mi familia y detuvieran a mi madre', pues la Policía 'me dijo que habían encontrado algo en un coche, y la propietaria del coche era mi madre, por lo que antes de que la metan a ella, que me metan a mí'.

A preguntas del abogado de la acusación particular, el Cuco ha negado conocer dónde se encuentra el cuerpo de Marta: 'Si yo lo supiera ya lo habría dicho, y si lo quieren saber pregúntenselo a él -en referencia Miguel Carcaño-, que es el que lo sabe'.

El Cuco ha llegado en torno a las 10.10 horas luciendo una media melena rubia y oculto bajo unas gafas de sol y un pañuelo, donde ha sido recibido entre gritos y abucheos por las personas apostadas en los alrededores del edificio de la Audiencia Provincial de Sevilla.

La quinta jornada del juicio cuenta con la asistencia, en primera fila del público, de los padres de Marta, su abuelo y su tío, que ayer declararon como testigos. 

Antes de que el Cuco comenzara su declaración, ha hecho lo propio otro testigo, que ha asegurado este martes que la tarde del día 24 de enero de 2009 quedó con Marta del Castillo en Triana para ir a ver el Cristo de las Tres Caídas, y ha señalado que quien acompañaba a la joven en una motocicleta era Francisco Javier García Marín, el Cuco, y no el asesino confeso, Miguel Carcaño, como había mantenido en todas sus declaraciones anteriores.

De este modo, el testigo ha relatado que el día 24 de enero quedó con Marta en la Plaza del Altozano y que la joven llegó en moto acompañada por un joven, al que le presentó 'como Cuco, y no como Miguel', lo que ha llevado a que el letrado de la acusación particular solicite un receso de cinco minutos tras esta 'revelación inesperada' y esta 'sorpresa'.

Así, tras el receso, el letrado ha solicitado que el testigo compruebe si Miguel era el que acompañaba a Marta la tarde del 24 de enero de 2009, y el testigo, tras observarlo de frente, ha dicho que Miguel 'no es' la persona que iba con la joven ese día.