Público
Público

Tras la verdad del caso 'Mari Luz'

Mañana arranca el juicio por el crimen de la niña con los dos acusados enfrentados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tres años después de que el caso Mari Luz destapara una abominable cadena de errores que dejó al descubierto graves deficiencias del sistema judicial, llega el momento del juicio con todas las miradas sobre Santiago del Valle, acusado de asesinar y agredir sexualmente a la niña, y sobre su hermana Rosa del Valle, acusada de asesinato. Está previsto que ambos declaren en la primera sesión del juicio, que comenzará mañana en la Audiencia Provincial de Huelva ante un tribunal profesional.

Aunque en su detención reconoció los hechos, Del Valle cambió varias veces su versión hasta proclamarse inocente. Su hermana también se declara inocente. Serán las acusaciones las que tendrán que demostrar todo lo contrario con la ayuda de los 33 testigos y 26 peritos citados. Porque, hasta hoy, no hay ninguna prueba aplastante contra el pederasta que abusó de su propia hija ni contra Rosa del Valle.

Alfredo Flores, que ejercerá la acusación pública, confía en que el conjunto de todas las pruebas baste para lograr la condena: 'Hay muchas cosas, cada una valorada individualmente pueden ser poco relevantes pero si las unimos todas pensamos que conducen a una única conclusión'. 'No va a aparecer el testigo mágico, no va aparecer la mancha de sangre mágica porque no existen', explica el fiscal.

En su escrito, en el que pide 23 años de prisión para Santiago y 17 para Rosa, Flores relata que la niña, de 5 años, decide bajar a comprar chucherías a un quiosco próximo a su casa de la barriada del Torrejón, en el extrarradio de Huelva. A su regreso, Santiago del Valle, que la observaba desde su piso, le lanza un muñeco. Mari Luz muerde el anzuelo, recoge el peluche y entra en el portal. A partir de ahí todo ocurrió muy rápido. El fiscal intentará demostrar que la niña intentó resistirse al abuso sexual de Del Valle, que la golpeó hasta quedar inconsciente.

La familia de Mari Luz Cortés va más allá y pide que el delito sea considerado de agresión sexual por lo que solicita 32 años para Santiago y 20 para Rosa. 'Ahora vamos a por todas', advierte Juan José Cortés, que semanas atrás propuso a los Del Valle un acuerdo para no llegar a juicio y 'evitar más sufrimiento' a la familia.

La petición de la pena es la única diferencia destacable entre las dos acusaciones. Porque, según ambas, la pequeña no murió en ese momento. Según la Fiscalía, tanto el pederasta como su hermana pudieron evitar que la niña muriera actuando de manera distinta a como finalmente hicieron, esto es, metiéndola en un carrito de la compra, tapándola con un chaquetón y trasladándola en el coche de Rosa hasta una zona de marismas para sumergirla viva, extremo que la autopsia confirmó tras el hallazgo del cuerpo 54 días después de su desaparición.

Las defensas, por su parte, no han diseñado una estrategia común. Muy al contrario, ambos hermanos pueden verse perjudicados por lo diferente de sus versiones y por la última declaración que realizó Isabel García, esposa de Santiago del Valle, en la que acusó a Rosa de ser la única responsable de lo que le ocurrió a Mari Luz.