Público
Público

Detenidos cuatro ultras por agresiones a gitanos y homosexuales

Según testigos, formaban parte de una banda armada con puños americanos, cuchillos y palos. Los hechos ocurrieron en el barrio de Salamanca, de Madrid

Publicidad
Media: 4
Votos: 1

La policía ha detenido a cuatro jóvenes, tres de ellos menores de edad, y que están vinculados a grupos de extrema derecha, acusados de agredir en una sola noche en el madrileño barrio de Salamanca a varios chicos por ser de etnia gitana u homosexuales.

Según ha informado un portavoz de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, las detenciones se produjeron el pasado martes y los hechos ocurrieron en la noche del 9 de noviembre.

En un comunicado, la jefatura ha explicado este martes que ese día dos policías fueron alertados por un joven de 20 años que aseguró que varios individuos le acababan de propinar una bofetada y diversos insultos en el barrio de Salamanca.

Momentos después, estos mismos agentes hallaron en calles aledañas a otro chico de 16 años que había sido agredido con un cuchillo de grandes dimensiones, que no llegó a ocasionarle lesiones vitales pero sí le atravesó la ropa.

La misma noche, una llamada al 091 alertó que dos chicos habían sufrido otra agresión. Uno de ellos relató a los agentes que cuando se encontraba junto a un amigo observaron a un grupo de unas 20 personas y que algunos de ellos exhibían armas blancas, puños americanos, cinturones con grandes hebillas y palos.

Aunque trataron de huir, uno de los dos jóvenes no logró escapar y fue víctima de diversos golpes mientras que le proferían insultos de contenido racista. Debido a la gravedad de las heridas de la víctima, tuvo que ser asistida en un centro hospitalario.

Gracias a las investigaciones y a las características físicas aportadas por todos los denunciantes, los agentes arrestaron hace una semana a los cuatro agresores- uno de 19 años y el resto con edades comprendidas entre los 16 y los 18 años- a quienes se les han imputado delitos de lesiones y contra los derechos fundamentales.

La investigación, que continúa abierta, ha sido realizada por agentes de la Brigada Provincial de Información, perteneciente a la Jefatura Superior de Policía de Madrid.