Público
Público

El día después de una explosión mortal

Imágenes exclusivas del almacén de explosivos de la Guardia Civil tras el accidente que costó la vida a un subteniente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cascotes. Hierros tiznados por el fuego. Suelos levantados. Cristales rotos. Público.es publica cuatro imágenes exclusivas del estado en el que quedó el almacén de explosivos de la Guardia Civil que el pasado 29 de junio sufrió la detonación accidental que costó la vida al subteniente Francisco Morcillo.

Una de las fotografías muestra el sótano del edificio, la parte más afectado por el siniestro. En ella se ven fragmentos del muro derribado por la explosión así como los efectos del incendio que precedió a ésta.

Las otras tres imágenes reflejan cómo afectó la onda expansiva a las plantas superiores del edificio, donde se encuentran situadas oficinas. Suelos levantados que dejan ver el almacén donde se produjo el siniestro y cristales rotos fueron los principales daños causados en ellas.

El accidente se produjo sobre las 9.00 de la mañana del pasado 29 de junio, cuando una deflagración de origen aún desconocido provocó un incendio en el almacén que el Servicio de Desactivación de Explosivos (SEDEX) del Instituto armado tienen en el Colegio de Guardias Jóvenes Duque de Ahumada de Valdemoro (Madrid).

Según los testigos, tras saltar las alarmas, el edificio fue desalojado rápidamente por las personas que lo ocupaban. Sin embargo, el subteniente Francisco Morcillo, de 61 años, regresaba poco después al interior del edificio siniestrado con un extintor para intentar sofocar las llamas.

En ese momento, se produjo la fuerte explosión que provocó el derrumbe de uno de los muros del inmueble. El cadáver del agente fue recuperado poco después de debajo de los cascotes. Otras doce personas más resultaron heridas de carácter leve.

La Guardia Civil ha concedido la Medalla al Mérito con distintivo rojo al subteniente fallecido. Fuentes del Instituto armado confirmaron a Público.es que la investigación para determinar las causas de la explosión aún no ha concluido.