Publicado: 19.08.2015 11:57 |Actualizado: 19.08.2015 11:58

El edificio derrumbado en Madrid pasó la inspección técnica en 2014

Los bomberos apuntan que el derrumbe del inmueble en el barrio de Tetuán se produjo por la eliminación de un pilar que sostenía el peso de la fachada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Una grúa junto al edificio semiderruido situado en la confluencia de las calles Bravo Murillo y Amalia, en el distrito de Tetuán de Madrid. EFE/Fernando Alvarado

Una grúa junto al edificio semiderruido situado en la confluencia de las calles Bravo Murillo y Amalia, en el distrito de Tetuán de Madrid. EFE/Fernando Alvarado

MADRID.- La eliminación de un pilar que sostenía el peso de la fachada es la posible causa del derrumbe parcial del edificio semiderruido situado en la confluencia de las calles Bravo Murillo y Amalia, en el distrito de Tetuán de Madrid que ayer fue desalojado sin heridos. El jefe de guardia del equipo de bomberos que ayer se desplazó a la zona, Roberto Moreira, ha indicado que, a falta de completar la investigación, "todo apunta" a que la eliminación en origen o en obras posteriores de algún "machón de fachada" ha provocado el colapso del edificio.

Se trata de una construcción de principios del siglo pasado, que ha calificado de "bastante robusta" y que había pasado la inspección técnica de edificios (ITE) en 2014.



Según ha recordado, los vecinos dieron la señal de alarma a la policía al ver grietas en algunas zonas del edificio, por lo que los bomberos que acudieron al lugar desalojaron el inmueble e intentaron consolidar la crujía, el espacio entre dos muros de carga. "En mitad de las labores se vino abajo y tuvimos que salir corriendo", ha dicho.

Los operarios que continúan trabajando esta mañana en la zona están saneando las partes que podrían desprenderse y marcando el límite a partir del cual se va a consolidar la edificación, con la intención de mantener la fachada que da a la calle Bravo Murillo.

A causa del suceso, 43 vecinos afectados permanecen realojados, aunque el jefe de guardia del equipo de bomberos que trabajó anoche ha comentado que hay "bastante probabilidad" de que las personas que viven en la letra C puedan volver a su domicilio "en breve". Esta escalera es la parte que por ahora no se ha derrumbado, como sí ha ocurrido ya con la A y en parte de la B.

Se trata del segundo derrumbe de un edificio que se produce este mes en la capital, tras el desplome de un inmueble en Carabanchel el pasado 3 de agosto sin causar heridos. 

Etiquetas