Público
Público

Ningún edificio de Lorca ha sido aún reconstruido

Seis meses después del seísmo que asoló la ciudad, los vecinos y el Ayuntamiento se quejan por la falta de ayudas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Seis meses después del terremoto que asoló Lorca el pasado 11 de mayo, la localidad murciana parece más una zona de guerra que una ciudad en reconstrucción. Las ayudas prometidas no llegan y sólo el dinero de la solidaridad está permitiendo a unos pocos rehacer su vida. La crisis económica y el adelanto electoral la han condenado al olvido administrativo.

Las cifras, a veces frías, esta vez conmocionan. 12.500 familias han completado un sinfín de papeles para recibir el dinero que la Administración estatal y la autonómica habían prometido para rehabilitar sus casas. Hasta ayer, sólo 217 la habían recibido. De hecho, todavía no se ha reconstruido ninguno de los edificios de las 1.164 viviendas que hubo que derribar. Aún peor, todavía quedan 139 por demoler.

Sólo 217 familias de 12.500 han recibido ayudas para rehabilitación

'No las hemos tirado porque todavía no sabemos quién lo va a pagar', dice el alcalde de Lorca, el popular Francisco Jódar. 'No podemos iniciar la fase de reconstrucción si no cerramos la de emergencia', añade. Jódar reconoce que nada más producirse el terremoto que costó la vida a nueve personas y dejó a otras 300 gravemente heridas dio la impresión de que las cosas se hicieron rápido. 'A los dos días se publicó el real decreto con las ayudas, tenía muchas carencias, pero era un buen paso'. Les prometieron desde Madrid que esas lagunas se llenarían con una ley específica para la recuperación de Lorca, pero el adelanto electoral les jugó una mala pasada y el proyecto 'se quedó en algún cajón', lamenta.

'Nos está perjudicando la crisis económica, nos perjudicaron las elecciones municipales y la disolución de las Cortes', sostiene el alcalde. La prometida ley se quedó al final en un nuevo decreto aprobado hace dos semanas. Pero, aún así, el dinero no acaba de llegar. Todavía hay entre 2.500 y 3.000 familias fuera de sus casas. La doble línea de ayudas (unas para rehabilitación y otras para un alquiler mientras los afectados recuperan su hogar) ha entrado en un círculo vicioso. Como la rehabilitación no arranca, el alquiler se hace inevitable. Pero de las 1.397 ayudas para alquilar una casa que ha aprobado el Ayuntamiento, sólo ha llegado el dinero de los gobiernos central y autonómico para diez familias.

Todavía quedan por demoler 139 edificaciones en la ciudad

Ante esta situación, el consistorio lorquino ha tirado de la solidaridad. El fondo solidario cuenta con unos tres millones de euros procedentes de donaciones de toda España, rifas, conciertos benéficos... No es mucho, pero al menos han podido adelantar seis mensualidades de alquiler a unas 200 familias con escasos recursos.

'Seguimos con los mismos problemas con el seguro, con el Consorcio y con las indemnizaciones', se queja Juan Carlos Carrillo, presidente de la Asociación de Damnificados 11 de Mayo. Su casa está a la espera de rehabilitación y como comerciante también se vio afectado, aunque pudo seguir trabajando en una oficina algo destartalada. Pero buena parte de los comerciantes aún no ha reabierto. En el barrio de La Viña, uno de los más afectados, el 40% de los locales siguen cerrados. El Gobierno no incluyó ayudas directas al comercio. Sólo en el último decreto hay 8.000 euros para los que tuvieran seguro. Pero el 60% de los negocios dejaron de pagarlo antes del terremoto, golpeados por la crisis.

Las últimas estadísticas del paro reflejan que, en Lorca, la cifra de desempleados ha bajado. Podría pensarse que se debe a las labores de reconstrucción. Pero no es así; la construcción es el único sector que ha perdido empleo, con seis nuevos parados. Lo más probable es que la emigración a otras zonas haya reducido la estadística en Lorca.