Público
Público

Los españoles creen que quien manda en España son los bancos

Los ciudadanos otorgan el segundo lugar al Gobierno, según el barómetro del CIS

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Casi un tercio de los españoles cree que los bancos son quienes tienen más poder en España, por delante incluso del Gobierno, al que los ciudadanos sitúan en segundo lugar en la escala de percepción del poder que dibuja el barómetro de noviembre del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), presentado ayer.

Las grandes empresas ocupan el tercer lugar del ranking de poderosos, seguidas de los medios de comunicación. Los militares cierran la lista, pues sólo el 0,9% de los españoles cree que representan la institución más poderosa, un hecho que contrasta con el primer puesto que las Fuerzas Armadas alcanzan en el índice de confianza.

El 39% de los encuestados no está satisfecho con la Constitución

No siempre ha sido así. La preocupación por la actual crisis económica coincide con un cambio en la percepción de los ciudadanos, que en el barómetro de octubre del CIS de 2006, mucho antes de que estallase la crisis, atribuían al Gobierno y a las entidades financieras el mismo grado de poder.

Un mes antes de que se celebrará el 32º aniversario de la Constitución, el Centro de Investigaciones Sociológicas incluyó en su sondeo varias cuestiones sobre la ley fundamental de las que se desprende que casi el 40% de los españoles se declara 'poco o nada satisfecho' con ella. Cerca de la mitad responde de manera semejante cuando se le pregunta por el funcionamiento de la democracia.

La mayoría piensa que los partidos sólo atienden a sus propios intereses

La percepción que tienen los ciudadanos respecto al funcionamiento de otras instituciones del Estado, como el Parlamento o el Tribunal Constitucional, tampoco es muy alentadora. El 66,7% se declara 'poco o nada satisfecho' con la marcha del Parlamento, una institución que sólo respalda el 20%.

Respecto al trabajo que lleva a cabo el Tribunal Constitucional, el 33,8% lo avala, frente a un 39% que lo reprueba. De forma mayoritaria, los españoles piensan que las formaciones políticas son necesarias 'para el funcionamiento de la democracia' y más de la mitad cree en su utilidad en la defensa de los intereses de los distintos grupos y clases sociales.

Sin embargo, el 55,1% está muy o bastante de acuerdo en que los partidos políticos 'sólo sirven para dividir a la gente', y el 73,3% les reprocha que se critiquen mucho entre sí, cuando 'en realidad son todos iguales'.

Tres de cada cuatro españo-les se declaran 'bastante o muy de acuerdo' en que los políticos no se preocupan mucho de lo que piensan los ciudadanos y en que, 'esté quien esté en el poder', siempre buscan lo que conviene a sus intereses personales.

El sondeo revela también que las instituciones que más confianza merecen a los ciudadanos son las Fuerzas Armadas y la Monarquía, las únicas que aprueban en un ranking que cierran los partidos políticos, con una puntuación de 2,8.

En el tramo final se encuentra también el Gobierno, con un 3,5, dos décimas por debajo de la Iglesia católica, que obtiene un 3,7.

El paro continúa siendo la principal preocupación que existe actualmente en España para el 60,9% de los españoles. En cabeza se sitúan también los problemas de índole económica, que fueron citados por el 19,1% de los encuestados. La preocupación por la clase política y los partidos se mantiene en tercer puesto, con un 5,9%.

En cuanto a los problemas que personalmente más afectan a los encuestados se consolidan en los dos primeros puestos los mismos asuntos: el paro y los problemas económicos.