Público
Público

Esperanza Aguirre se retira "unos días" por padecer cáncer de mama

Los médicos detectan un bulto en el pecho a la presidenta madrileña durante una revisión ginecológica rutinaria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'... Y antes de que se vayan quisiera decirles algo a ustedes'. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha anunciado este lunes, con la voz entrecortada, que va a retirarse de la vida pública 'unos pocos días' para tratarse un bulto en el pecho que le han encontrado durante una revisión ginecológica rutinaria realizada a comienzos de febrero.

'Quería decirles que en una revisión ginecológica ordinaria me ha sido encontrado un bulto que hay que quitar, hay que operar. Por suerte, los médicos dan buen pronóstico, pero voy a desaparecer de la circulación unos días', ha señalado. La operación, según han confirmado a Público fuentes del entorno de la presidente madrileña, se llevará a cabo en un hospital público.

Aguirre, que podría no necesitar quimioterapia, suspende desde hoy mismo toda su agenda de trabajo, incluido su viaje, mañana, a Londres para impartir una conferencia en la London School of Economics and Political Sciencie sobre el Estado autonómico.

La operación se llevará a cabo en un hospital público

El vicepresidente, consejero de Cultura y Deportes y portavoz del Gobierno regional, Ignacio González, asumirá la agenda de la presidenta mientras ésta se recupera.

En una breve intervención tras inaugurar la nueva carretera M-224 en el Corredor del Henares, la presidenta regional ha asegurado en plan genérico que 'el cáncer es una enfermedad igual de curable que las demás' si se coge a tiempo.

Aguirre ha hecho un llamamiento a las mujeres para que se hagan las revisiones ginecológicas periódicas: 'Es muy desagradable hacerse las mamografías, pero la previsión es importante', ha subrayado. Casi de inmediato, y con una sonrisa, ha aclarado que su llamamiento no significa que ahora se tenga que 'colapsar los mamógrafos'.

La presidenta madrileña realizó la revisión rutinaria a comienzos de febrero

Por último, se ha dirigido a todos los presentes y ha concluido: 'Me va a quitar de la circulación unos días, espero que pocos, y espero que ustedes me deseen suerte'. Posteriormente se ha fundido en un abrazo con la alcaldesa de Torres de la Alameda, Clara Torre.

Tras conocer la noticia, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Galladón, ha enviado un mensaje de afecto y cariño a Aguirre, en su nombre y el de todos los compañeros de partido. Le ha deseado 'absolutamente lo mejor' y se ha mostrado convencido de que la presidencia se recuperará de su dolencia y pronto estará 'trabajando con nosotros'.

El alcalde ha subrayado que sabe 'por experiencia' que por 'muy fuerte' que resulte el nombre de la dolencia, 'es una enfermedad que se cura' y ha insistido en su deseo de que pronto esté 'absolutamente recuperada'.

El líder del PP, Mariano Rajoy, también ha enviado un mensaje de apoyo a la presidenta  al inicio de su intervención ante el Comité Ejecutivo Nacional de su formación política.

Por su parte, la secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, ha garantizado que el cáncer 'no influirá absolutamente' en su candidatura a la Presidencia de la Comunidad de Madrid ni en la campaña de las próximas elecciones autonómicas. Aguirre, ha dicho, 'es una mujer fuerte y luchadora. Esto va a pasar y va a pasar bien'.

La ministra de Sanidad, Leire Pajín, le ha recordado que España es uno de los países con menor tasa de mortalidad por cáncer de mama.  'He tenido oportunidad de hablar con ella por teléfono y la he encontrado serena, tiene toda mi solidaridad y apoyo en un país donde afortunadamente el cáncer de mama tiene una tasa de mortalidad casi un 24% menos que la media europea', ha señalado.

'Muchas gracias a todos por vuestros mensajes de apoyo y cariño. Un fuerte abrazo', ha escrito la dirigente madrileña en su cuenta en Twitter.
 

El caso de la presidenta madrileña guarda ciertos paralelismos con el de la expresidenta del PP del País Vasco, María San Gil, quien abandonó de forma temporal la política por padecer un tumor cancerígeno en una de sus mamas.

En el momento en el que anunció la enfermedad, San Gil señaló que contaba con 'un magnífico pronóstico de curación segura'.

El anuncio de la retirada se produjo el 18 de abril de 2007. Tres meses y medio después regresó a la primera línea de la política.

'San Gil ha afrontado con decisión el tratamiento médico y hoy es el día en el que felizmente su total recuperación es un hecho', señaló el PP en una  nota el 1 de agosto de ese mismo año.