Público
Público

Fabra aparta a los imputados, pero deja a los del 'caso Gürtel'

El president mantiene en su cargo a Rafael Blasco, responsable político del presunto fraude en cooperación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Alberto Fabra inauguró ayer una práctica hasta ahora desconocida en el PP valenciano: la de destituir a los dirigentes o altos cargos imputados por presunta corrupción.El president valenciano actuó con contundencia ante la detención de Josep Maria Felip, director de Integración de la Generalitat, y la imputación de Alexandre Català, subsecretario de la Conselleria de Sanitat, en una trama de presunto desvío de fondos de coo-peración. Apenas unas horas después de que se conociera la noticia, Fabra anunció la destitución de ambos altos cargos.

Para explicar su decisión, el president apeló a la 'transparencia y honradez, que es algo que los ciudadanos están pidiendo a todas las administraciones y a todos los políticos'. Y formuló un compromiso: '[Con] aquellas personas que son imputadas o están a disposición de la Justicia [...], vamos a tener una contestación inequívoca, y es que van a quedar fuera del Gobierno de esta comunidad'.

Sin embargo, Fabra demostró ayer que esta misma regla no es aplicable a todos los miembros de su partido. El mandatario, que también es presidente del PP autonómico, mantiene en su grupo parlamentario a dos diputados señalados por la Fiscalía Anticorrupción en el caso Brugal. También permanecen en sus escaños cinco imputados por la Gürtel, que están siendo investigados por delitos como prevaricación, cohecho y financiación ilegal del PP.

Para justificar esta diferencia de trato, Fabra minimizó la gravedad del caso Gürtel, al que se refirió en todo momento como 'lo otro', sin citar su nombre. Afirmó que este escándalo 'en ningún caso es tan grave como el que estamos hablando', en referencia al desvío de dinero público para cooperación. También distinguió entre las imputaciones de ayer y las de la Gürtel. En estas últimas, afirmó, el juez 'lo que busca es información'.

Fabra dedicó palabras muy duras a los detenidos por el escándalo de fraude en la cooperación: 'Nos sentimos engañados si realmente esto da los resultados que se está dejando ver en estos primeros momentos [...]. Porque esos fondos tenían que ir para lo que se necesitaban: para la cooperación y el desarrollo, no para otras cosas'. El president anunció, además, que la Generalitat se personará en el proceso.

Estas declaraciones dejan en una situación muy complicada a Rafael Blasco, actual portavoz del PP en Les Corts. Era conseller de Solidaritat en el momento de los hechos, y, por lo tanto, máximo responsable político de los presuntos delitos. Apenas una hora antes de que Fabra destituyera al director general detenido, Blasco había defendido su inocencia en los pasillos de Les Corts, así como la necesidad de evitar 'juicios paralelos' antes de conocer 'qué le ha preguntado el juez'. Fabra no hizo caso de esta sugerencia.

Según Compromís, el portavoz es, además, amigo de uno de los detenidos, cuya fundación recaudó casi dos millones después de recibir información privilegiada de la conselleria. Blasco fue uno de los grandes apoyos del expresident Francisco Camps durante su imputación en la Gürtel y es un hombre de gran peso político en el PP valenciano.

Toda la oposición pidió ayer la destitución de Blasco, que desde que comenzaron las primeras noticias sobre el escándalo de cooperación, hace un año y medio, ha sido señalado por sus oponentes políticos como el cerebro de la trama. Fabra decidió, de momento, mantenerlo en el cargo: 'Confío en el señor Blasco'. Pero quedó claro que el futuro del portavoz depende de las futuras revelaciones judiciales: 'Estoy convencido de que su actitud [...] ha sido la que todos esperamos'.

Compromís anunció que pedirá una comisión de investigación en Les Corts Valencianes sobre las subvenciones bajo sospecha. IU ya hizo la misma solicitud hace varios meses, pero fue rechazada por la mayoría del PP. Marina Albiol, diputada de la federación, opinó que si los conservadores tuvieran 'un mínimo de ética', Blasco 'no acabaría el día' como portavoz parlamentario. Jorge Alarte, líder del PSPV-PSOE, pidió a Fabra que dé explicaciones sobre la gestión de los fondos de cooperación, de cuya gestión hay dudas 'en su conjunto'.