Público
Público

Los facultativos consideran que Salut "empieza la casa por el tejado"

La Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria recibe con escepticismo el anuncio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) recibió ayer con escepticismo el anuncio del conseller de Salut catalán, Boi Ruiz, de dotar a los facultativos de cabecera de más responsabilidad.

'Estamos capacitados, por nuestro perfil competencial, para tratar muchísimas patologías y áreas de especialización', aseguró su presidente, Julio Zarco. Otra cosa es que, por el nivel organizativo, puedan ejercer las nuevas funciones, añadió. 'Sin un refuerzo estructural no podemos optimizar los recursos. Se está empezando la casa por el tejado', denunció. A su juicio, el cambio debe ser global y no se logrará a corto plazo.

La falta de tiempo es el principal caballo de batalla que los médicos de cabecera vienen denunciando desde hace décadas. Los médicos de familia asumen un número desorbitado de pacientes que les impide dedicar a cada uno de ellos el tiempo que desearían. A ello hay que sumar las tareas burocráticas que desempeñan en su día a día, 'la mala coordinación con la atención especializada de los hospitales y la falta de historias clínicas unificadas' en las distintas áreas de la sanidad pública, desglosó Zarco. Si a este telón de fondo, con un déficit de médicos generalistas que se arrastra desde hace años, se le añade que la Generalitat ha dejado de realizar nuevos contratos, su grado de saturación aumentará.

El Foro Español de Pacientes, que aglutina a decenas de asociaciones, también apunta a una reforma en profundidad del sistema para que el plan de la Generalitat funcione. No obstante, su presidente, Albert Jovell, ve acertada la propuesta en sí. 'La atención primaria debe ser más resolutiva' y no funcionar como mero embudo del sistema.

Más allá de que esto supondría un ahorro del gasto sanitario, dado que los servicios hospitalarios son mucho más caros, Jovell apunta que el paciente reivindica un seguimiento más cercano. 'Es necesario que un mismo equipo haga el seguimiento', explica. Jovell defiende la capacidad de los médicos de familia para coordinar el sistema.