Público
Público

Las familias monoparentales se juntan para ir de viaje

La demanda turística para grupos de padres y madres sin pareja y con hijos se multiplica por cinco. Los llamados 'singles' hallan en estas actividades una vía de escape para socializarse

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

Cae la noche en Águilas (Murcia). Sonia, de 42 años, se hospeda en un hotel con sus trillizas de ocho años. Quiere salir a tomar algo, pero tiene que cuidar de sus hijas. Está separada y nadie más puede hacerse cargo de ellas. A la otra decena de padres y madres solteros, separados o viudos que han ido a pasar las vacaciones al mismo lugar que Sonia len ocurre lo mismo: ¿cómo van a dejar a los niños solos?

Afortunadamente, la hija de uno de los hombres del grupo, de 15 años, se ofrece para cuidar de los más pequeños por cinco euros la hora. Los padres ven la luz. 'La niña se sacó la pasta y yo me lo pasé bomba', recuerda Sonia.

Es una de las muchas anécdotas que surgen en los viajes para familias monoparentales, una actividad que este año se ha multiplicado a pesar de la crisis. El portal de internet viajacontuhijo.com es el único en España que se dedica en exclusiva a organizar viajes para padres y madres sin pareja los conocidos con el término inglés singles pero con hijos. Su creador, Ernesto Daubar, explica que la demanda para este verano se ha multiplicado por cinco respecto al año pasado.

También en internet, la red social para personas sin pareja Clan 2000 se ha especializada en promover actividades de ocio para estas. Entre ellas, actividades para singles con hijos; este año la demanda ha aumentado un 60%. En la misma línea, la web viajarsolo.com también ha visto incrementarse en el último año este tipo de clientes.

Viajacontuhijo.com es el ejemplo de un negocio nacido de la necesidad, explica Ernesto Daubar. Cuando se divorció en 2006, no encontraba tiempo para disfrutar de sus hijos. Dos años después, creó una asociación para que las personas en su misma situación se relacionaran entre sí y buscaran formas de ocio conjuntas. La asociación es ahora una agencia de viajes online especializada de la cual él y sus hijos son los principales clientes. 'Jamás me podría imaginar este despegue', explica Daubar.

Los viajes están dirigidos a padres que, por separación, divorcio o defunción, ven limitadas sus posibilidades de socializarse al tener que hacerse cargo de sus hijos. Las escapadas se coordinan contratando a monitores que se ocupan de los niños durante varias horas. Organizan diversas actividades mientras los padres tienen tiempo y libertad para sí mismos.

En España hay 1,6 millones de hogares monoparentales, según el INE 

La oferta es muy amplia y con precios para todos los bolsillos: hoteles rurales, escapadas a la montaña, parques temáticos, turismo de playa e, incluso, cruceros por el Nilo y el Mediterráneo. Las plazas siempre se agotan, explican las agencias del sector. Aseguran que muchos de los padres son empresarios, comunicadores, publicistas o directores de márketing con un nivel adquisitivo importante y muy poco tiempo. El cliente medio se sitúa entre los 30 y 50 años, si bien el número de mujeres es bastante mayor en proporción al de hombres, acorde con los datos del INE, que reflejan un 80% de madres singles con hijos, en contraposición al 20% de sus homólogos masculinos.

La clave del éxito radica en poner en contacto a los usuarios a través de las redes sociales, de manera que eviten ir a ciegas y pierdan el miedo a conocerse. Para ayudar a romper el hielo, los organizadores preparan una cena previa al viaje: 'Muchas mujeres se acercan sigilosamente para ver qué se cuece antes de entrar', cuenta Ernesto Daubar. 'En más de una ocasión tengo que salir del local y engancharlas del brazo para que entren', prosigue.

En muchas ocasiones, los familiares y amigos de los singles ven estos encuentros con recelo por considerarlos poco seguros: 'Me dicen que tenga cuidado, que la red es peligrosa', comenta Elena, administrativa de 32 años con un hijo a su cargo. 'Es una situación que sólo los singles con hijos entienden', defiende Daubar.

Según el INE, en España hay 1,6 millones de hogares monoparentales, un 16% más que en 2001. Las dificultades comienzan cuando se produce la separación o la defunción del cónyuge y el padre o la madre se encuentra solo con sus hijos. 'Estuve un año sin salir. No me relacionaba con nadie', confiesa Sonia, separada. 'Te ves descolgada. Tu círculo de amistades se va al garete', añade.

no haber afectado a la demanda de este tipo de ocio

Sonia comenzó a relacionarse con gente en su misma situación en Nochebuena del año pasado. Una semana después, en Nochevieja, repitió. Otro padre sin pareja resume su situación: 'Cuando te divorcias, no tienes opción. No puedes ir de vacaciones con un colega o con tu novia junto a tus hijos'. Daubar explica que la experiencia es gratificante: 'Uno no se puede imaginar la cantidad de madres que me han dado un abrazo sin conocerme tras confesar que llevaban años metidas en casa'.

En general, los singles con hijos no van a las escapadas para encontrar pareja, aunque los vínculos son inevitables. 'Es gente de la misma edad, con experiencias similares y los mismos miedos', apunta Daubar. Inevitablemente, se forman parejas: 'Me fastidian el negocio', exclama con sarcasmo. Por su parte, los niños se lo toman bien, asegura Daubar. 'Una separación o una muerte es un proceso muy traumático. Estas actividades les hacen ver que hay más chavales como ellos. Les ayuda a superarlo', destaca.