Público
Público

Felipe González reivindica "la economía social de mercado" frente al "capitalismo de casino"

Se conmemora en Madrid el 25 aniversario de la firma del Tratado de adhesión de España y Portuga a la UE con la presencia de Zapatero, Aznar y los reyes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ex presidente del Gobierno Felipe González ha achacado este sábado la crisis global al 'capitalismo de casino' y ha reivindicado una 'economía social de mercado' para Europa, porque la única alternativa, ha advertido, son 'utopías regresivas'.

Con estas palabras inauguró González el acto conmemorativo del XXV aniversario de la firma del Tratado de adhesión de España y Portugal a las Comunidades Europeas que se celebra en el Palacio de Real de Madrid, presidido por los reyes y los príncipes.

Ante sus sucesores en el cargo, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero, González, que firmó hace veinticinco años ese Tratado, afirmó que la solución a la crisis es 'más Europa'; 'si no existiera Europa, tendríamos que inventarla'.

 'Queremos una economía de mercado al servicio de la sociedad, no una sociedad al servicio de un mercado'

'Los viejos roqueros del europeísmo, como Mario Soares (asistente al acto y encargado de firmar la adhesión de Portugal a la CEE también en 1985) y yo mismo, en estos momentos de crisis y aniversario, queremos más y mejor Europa, queremos que Europa sea más relevante para los ciudadanos y para el mundo', manifestó.

A su juicio, ahora que se extiende el decaimiento y la desconfianza, es necesario apostar por un modelo de economía social, sostenible desde el punto de vista medioambiental y altamente competitivo.

'Respeté y respeto el mercado, pero queremos una economía de mercado al servicio de la sociedad, no una sociedad al servicio de un mercado', resumió

Abogó así por un gobierno económico europeo que haga recuperar 'el protagonismo que este rincón de Euroasia el merece y tiene que conquistar'.

El ex presidente rememoró el largo proceso de adhesión de España y cómo se disiparon pronto los temores que había suscitado esa ampliación entre los socios europeos.

Han sido 'veinticinco años buenos para España, buenos para Portugal y buenos para Europa'; 'dimos mucho y recibimos mucho', subrayó.

A pesar de la actual crisis, 'mereció la pena y merece la pena', porque España ha vivido los veinticinco años más positivos de su historia contemporánea y, en estos momentos, 'Europa es la solución', insistió González, quien no quiso olvidar que el mismo día que se firmaba el Tratado ETA quiso 'amargar la fiesta' con un atentado en Madrid.