Público
Público

El fuego de Pontevedra tuvo voluntad "criminal"

Extinguido el incendio que mató a dos brigadistas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El informe que el lunes remitirá la Xunta al juzgado de Rendondela concluye que el fuego en que fallecieron dos brigadistas en Fornelo de Montes (Pontevedra) se originó 'en tres focos distintos' y con una 'ignición simple' (probablemente un mechero), por lo que se trata de un incendio 'intencionado' y 'criminal'. El conselleiro de Medio Rural, Samuel Juárez, y el de la Presidencia, Alfonso Rueda, ratificaron que el desencadenante de las muertes fue el 'cambio súbito' del viento, y defendieron en todo momento su preparación y la dotación de medios de la Xunta. Además, confirmaron que el incendio ya había sido extinguido tras arrasar casi 100 hectáreas.

El informe detalla que un grupo de siete brigadistas llegaron sobre las 22.30 horas a la zona de Fornelos para acometer un ataque directo contra el fuego, a la espera de que acudiera en su ayuda la motobomba. Mientras el capataz se dirigía a indicarle el camino, los seis brigadistas restantes se dividieron en dos grupos de tres. Cuando el tercer integrante del equipo de los fallecidos se ausentó para mover el coche de la brigada, amenazado por el fuego, el viento viró y el fuego atrapó a los brigadistas. Mientras sus compañeros se protegían en la zona, las dos víctimas se desorientaron y no supieron salir del lugar.

Las familias de los brigadistas Rodrigo Amo y Julio Martínez se despidieron de ellos en sus lugares de origen. Amo, de 35 años, fue incinerado a mediodía, y Martínez, de 27, fue enterrado por la tarde.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, acompañado de varios miembros de su gobierno y otros políticos locales acudió al tanatorio de Pereiró en Vigo a darles el pésame a las familias.

Rodrigo era de Nigrán, licenciado en Filosofía, había intentado varias veces ingresar en el Grupo Municipal de Intervención Rápida, pero no lo consiguió. Así que para ganar algo de dinero este verano volvió a inscribirse en la Empresa Pública de Servizos Agrarios Galegos (Seaga), como las cinco últimas temporadas de incendios. Julio nació en Tomiño y esta era su séptima temporada como brigadista.

La insistencia de los funcionarios públicos en destacar la preparación de los brigadistas no es gratuita. Han empezado a alzarse voces críticas con la gestión de la Xunta en materia de prevención y extinción de incendios.

El sindicato Unións Agrarias instó al gobierno autonómico a que comience de inmediato la limpieza y el desbroce del contorno de los núcleos de población rural 'sin que pueda servir de excusa la polémica de si el responsable de estas tareas es la Xunta o los ayuntamientos'.

Al cierre de esta edición permanecían activos tres incendios en las localidades coruñesas de Vimianzo, Porto do Son, y Negreira (A Coruña). El de Negreira es ya el mayor incendio del año, tras haber arrasado más de 500 hectáreas. Además, ayer se controló el de Sober, entre las provincias de Lugo y Ourense, donde el fuego ha calcinado unas 180 hectáreas en los tres últimos días.